Transporte marítimo

Baleària opta a la privatización de la naviera estatal marroquí Comanav

Baleària sigue en su empeño de crecer por medio de las distintas privatizaciones que se han producido en el sector naval en los últimos años. La compañía que preside Adolfo Utor ha llegado a la recta final de la privatización de la naviera estatal marroquí Comanav, si bien va a ser un proceso complicado ya que la compañía valenciana, la única española, se enfrenta a las principales empresas del sector, como MSC, China Shipping, CMA, Grimaldi o las compañías locales. La decisión se tomará el 29 de marzo y la licitación mínima son 200 millones de euros.

Baleària ya ha intentado en dos ocasiones imponerse en concursos, la privatización de Trasmediterránea y de la adjudicación de las líneas marítimas del Estrecho de Gibraltar.

'Estamos pendientes de este concurso, porque dependiendo del resultado el futuro de la compañía será uno u otro, pero eso no implica que no apostemos paralelamente por el crecimiento orgánico', señaló ayer Utor en la presentación de la nueva línea que unirá Valencia con Palma de Mallorca.

En este sentido, Utor señaló que la compañía está estudiando ampliar sus operaciones a las llamadas autopistas del mar, es decir, trayectos de mayor distancia llamados a sustituir en parte al transporte por carretera. 'Nuestra intención es implantar líneas que unan España con otros puertos mediterráneos así como con los del norte de Europa', dijo el presidente de Baleària. Esta segunda opción implicaría la entrada de la compañía participada por Utor y el grupo Matutes en el tráfico de contenedores, ya que actualmente sólo opera con carga autotransportada, es decir, con camiones.

La compañía, que invertirá 300 millones de euros en incorporar seis nuevos buques hasta 2008, concentra la mayor parte de actividad actualmente entre los puertos de Denia (Alicante) y Barcelona con las Baleares, así como en el tráfico interinsular. 'Somos líderes el transporte de pasajeros con Baleares y aspiramos a ser los primeros en mercancías', señaló Utor. Actualmente Baleària tiene una cuota de mercado del 30% en este segmento, superada por Trasmediterránea.

El beneficio aumenta un 145% en 2006

Baleària cerró 2006 con un beneficio neto de 8,79 millones de euros, lo que supone un 145% más que el ejercicio anterior, si bien en 2005 los beneficios cayeron sensiblemente. Con todo, el crecimiento tanto de los ingresos, que alcanzaron los 147 millones, un 36% más, como del Ebitda, 28,28 millones, un 20%, apuntan un crecimiento ordenado de la compañía que superó los dos millones de pasajeros, tanto en el tráfico con Baleares como con su operativa con el norte de África.

Con el inicio de operaciones desde el Puerto de Valencia, la compañía también rubricó ayer un acuerdo con la Generalitat Valenciana para la promoción de la marca turística Comunidad Valenciana.