Derechos

Aetic cifra en 2.000 millones el canon que piden los autores

La patronal de la electrónica Aetic asegura que las sociedades de gestión de derechos de autor han pedido un canon digital que tendría un coste para los consumidores de 2.000 millones de euros anuales. Y advierte que los precios de algunos productos podrían subir hasta un 80%.

La ruptura entre las patronales de la electrónica y las sociedades de gestión de derechos de autor parece insalvable. En una nota emitida el viernes, Aetic señaló que el perjuicio real causado por la copia privada es de 11 millones de euros. La patronal, por el contrario, advirtió que si se aplica el 'ultra-canon' que reclaman los representantes de los autores, los consumidores pagarán anualmente 2.000 millones de euros.

La patronal afirma que 'esta cantidad casi equivale a los 2.440 millones de euros que según los Presupuestos Generales del Estado se destinarán a educación en 2007 y suponen un tercio de los 6.400 millones que se dedicarán a I+D+i'.

Además, Aetic señala que con la implantación del canon que piden las sociedades de gestión de derechos de autor, los consumidores pagarían hasta un 80% más por algunos de los equipos electrónicos más habituales en los hogares españoles. Según la patronal, el precio medio de un sintonizador de televisión digital terrestre (TDT) con disco duro integrado aumentaría en un 78%; el de un grabador de disco duro en un 80%, frente a un 68% de un MP4, un 55% de un disco duro externo multimedia, un 70% de un MP3, un 25% de un ordenador portátil y un 10% de una memoria USB de un giga.

Al mismo tiempo, Aetic afirmó que el problema del canon tiene una solución en el entorno digital 'gracias a la existencia de tecnologías que evitan o limitan la realización de copias o bien permitan al autor la gestión de sus derechos (DRM)'. Para la patronal de la electrónica, la protección de estos derechos en el mundo digital 'debería basarse en el empleo masivo de medidas tecnológicas'.

Jesús Banegas, presidente de Aetic, señaló que su patronal respetará escrupulosamente la ley, y señaló que es improbable que se inicie un proceso judicial en caso de que, finalmente, el Gobierno fije un canon similar al pedido por las sociedades gestoras de derechos de autor. No obstante, advirtió que 'las empresas tomarían decisiones', y no descartó que muchas decidiesen llevar sus inversiones fuera de España a países con un canon inferior. Fuentes del sector señalan que Portugal sería una de las opciones puesto que el canon sería muy inferior al de España.

Martín Pérez, presidente de Asimelec, señaló que el establecimiento del 'ultra-canon' provocará una subida de los precios de los equipos de la electrónica y favorecerá el mercado negro. Este diario se puso en contacto con la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), pero declinaron hacer comentarios hasta la semana que viene. También se puso en contacto con sociedades como Cedro y Egeda, pero no fue posible recabar su opinión sobre el contencioso.

Un calendario muy apretado

En función del calendario, el Gobierno debería tomar una decisión definitiva en pocas semanas. Hasta ahora, las reuniones entre los ministerios de Industria y Cultura no han logrado un acuerdo. Una situación que va a provocar la intervención final de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. No obstante, antes de la decisión final, el Gobierno deberá escuchar los informes no vinculantes del Consejo de Consumidores y del Ministerio de Economía y Hacienda.