Revista de prensa

El lío de Romano Prodi

La votación en el Senado para mantener las tropas en Afganistán (...) fue el remate para Romano Prodi primer ministro italiano (...). Pero también tenía grandes problemas económicos. Aunque liberalizó las reglas para un puñado de profesiones (...), también rompió su promesa electoral de colocar sus manos fuera de los mercados. En sólo nueve meses, Prodi se las arregló para bloquear una fusión transnacional que afectaba a la operadora de autopistas del país con la española Abertis y paró la reorganización de Telecom Italia. Además ha aumentado los impuestos sin tocar significativamente el gasto (...). Sin una reforma electoral, Italia está perdida en la puerta giratoria de Gobiernos que no pueden empezar a dirigir seriamente los profundos cambios estructurales.