Rubén García

'Hay cultura financiera y la gente no se fija tanto en marcas'

Threadneedle es una de las últimas grandes gestoras en desembarcar en España. Tiene sede en Londres, y gestiona 107.000 millones. Su fundación en el año 1994 es relativamente reciente, pero su fuerte crecimiento le ha llevado a encontrase entre las cinco gestoras más grandes del Reino Unido y distribuir sus productos por Europa.

La apertura de una oficina en Madrid representa una apuesta por el mercado español que se une a la extensa oferta ya existente. ¿Qué caracteriza a Threadneedle?

La característica principal es su fuerte apuesta por la gestión activa orientada a crear alfa. Básicamente no nos conformamos con seguir un índice, si no que buscamos batirlo mediante una escrupulosa selección de valores. Pensamos que las comisiones de gestión deben ser justificadas por una superación de las rentabilidades de los índices de referencia. Threadneedle dispone de uno de los equipos de análisis más importantes, con 127 especialistas organizados por áreas geográficas.

¿Qué otras cosas le gustaría destacar?

Un elemento interesante es que su negocio es fundamentalmente institucional, entre un 70% y 80% de los activos, pero se esta expandiendo en el sector minorista y geográficamente. Otro, es que en 2000 se creó una división de fondos hedge que ha sido un gran éxito en términos de ventas (2000 millones bajo gestión) y resultados. Se ha fundamentado en dar libertad máxima de gestión a determinados directivos.

¿No piensa que se corre peligro de cierta saturación en el mercado español con una competencia cada vez mayor?

Evidentemente la hay, pero sin embargo somos positivos. Mientras que antes cinco o seis entidades dominaban el mercado de gestoras extranjeras ahora observamos un cambio de mentalidad. Hay más cultura financiera y la gente no se fija tanto en la marca. Hay una gran apertura a comprar productos buenos de marcas no tan conocidas. Por ejemplo, se buscan especialistas en determinados activos lo que explica el éxito de las boutiques.

¿Cuáles son las perspectivas para el 2007?

Somos optimistas en renta variable por lo que la sobreponderamos, y dentro de ella en Europa, Reino Unido y Asia. Estados Unidos la infraponderamos para el inversor europeo por nuestra visión negativa sobre su divisa.