Optimismo

Las pequeñas cotizadas crecen a golpe de ampliación de capital

Cuatro empresas con una cotización bursátil de entre 330 y 208 millones de euros han aprovechado, durante este mes, el optimismo que reina en la Bolsa para iniciar ampliaciones de capital. El objetivo, reducir su deuda y financiar sus inversiones. Según los analistas, a medio plazo serán las grandes empresas las que tomarán el relevo y acudirán a sus accionistas.

Montebalito, Dogi, Service Point y Sniace se dedican a negocios tan dispares como la construcción o el tejido, pero las cuatro han anunciado o efectuado una ampliación de capital este mes. Además de ser empresas pequeñas, todas deben hacer frente a nuevas inversiones que les permitan aumentar sus mercados. Y para financiarse han pedido la ayuda a los accionistas.

Juan Solana, de Intermoney, ve con buenos ojos las operaciones. 'Con la cotización alta, sobre todo en el caso de Montebalito y Sniace se han revalorizado un 80% y un 37%, respectivamente pueden captar buenos fondos. Así, refuerzan su balance y es un buen momento porqué hay demanda de papel', dice.

Montebalito y Service Point obtendrán unos cincuenta millones de la ampliación, mientras que Dogi anhela unos 40 millones y Sniace, se queda con cuatro. Para Atlas capital, lo que están haciendo estas pequeñas empresas es sólo la avanzadilla de lo que deberán asumir otras grandes.

Sacyr Vallehermoso o Martinsa podrían acudir al mercado para reducir su deuda

No les extrañaría que constructoras como Sacyr Vallehermoso o Martinsa que han realizado importantes inversiones, propongan a medio plazo una ampliación de capital como ya ha anunciado Astroc.

Así, en los próximos meses podríamos ver como empresas que se han endeudado sobremanera acuden al mercado en busca de miles de millones. Sin embargo, ahora son tiempos de bonanza y crecimiento bursátil pero nadie puede asegurar que en seis meses las cosas seguirán igual. 'Nos podemos encontrar en un escenario menos optimista donde diversas empresas amplíen su capital pero el mercado no responda y empiecen a competir entre ellas'. Salvando todas las distancias, que son muchas, algunos expertos recuerdan que en la burbuja tecnológica sucedió algo bastante parecido.

Otra de las ampliaciones de capital que dará mucho que hablar es la que prepara Iberdrola. Tras la compra de Scottish Power por 17.200 millones de euros, la empresa planea, en menos de cinco años, iniciar una ampliación de capital de 8.000 millones de euros, la mayor de una empresa española no bancaria.

Otras compañías, como Ferrovial, con una deuda de 34.000 millones de euros por la compra de la británica BAA, han optado por no acudir al mercado. Harán frente a la deuda con la venta de negocios que no entran en su plan estratégico.

Bankinter y Banco de Sabadell, ¿los próximos?

El sector bancario es uno de lo que se prevé que durante 2007 recurra a la ampliación de capital, tal y como hizo el BBVA que sorprendió el pasado mes de noviembre con una ampliación de 3.000 millones de euros.

Según Intermoney y Atlas capital, es previsible que entidades como Bankinter y Banco Sabadell sigan esa misma senda. Pero en este caso, más que la necesidad de hacer frente a la deuda o financiar nuevas adquisiciones, los bancos persiguen los ratios de solvencia fijados en el Nuevo Acuerdo de Capitales. El acuerdo conocido como Basilea II.

Por el momento, el Banco Guipuzcoano ha sido el primero que ha recurrido al mercado. La semana pasada anunció un split de dos acciones nuevas por una de antigua y una ampliación de capital de 125 millones de euros.