Finanzas

González cobró 9,8 millones entre sueldo y 'bonus' en 2006

Los tres consejeros ejecutivos de BBVA: Francisco González, José Ignacio Goirigolzarri y José Maldonado acumulan unos fondos de pensiones de 104 millones de euros, 16,8 millones más que en 2006. El presidente cobró el pasado año 4,48 millones en concepto de sueldo y otros 5,3 millones por el bonus extra correspondiente al plan trienal.

González cobró 9,8 millones entre sueldo y 'bonus' en 2006
González cobró 9,8 millones entre sueldo y 'bonus' en 2006

Como va siendo ya tradicional en el sector financiero, durante el pasado ejercicio los bancos volvieron a batir récord de beneficios. Y sus presidentes y directivos presumieron de ello. Este es el caso de BBVA, que cerró el año con unas ganancias de 4.736 millones de euros, es decir, un 24,4% más que en el año precedente.

Esta mejora en los resultados se trasladó en una subida del 20% en la retribución al accionista vía dividendos. El sueldo de la cúpula y directivos de BBVA también tuvo su compensación por estos beneficios, ya que una parte sustanciosa de su remuneración está vinculada a los resultados de la entidad.

El grupo, de hecho, aprobó en 2003 un plan trienal que finalizó en 2005. Este programa, del que era beneficiario todo el equipo directivo de BBVA, estaba ligado a tres parámetros, rentabilidad, eficiencia y aumento del beneficio por acción (BPA), respecto a sus competidores europeos. Los objetivos se superaron.

Entre los tres consejeros ejecutivos suman un blindaje de 141,5 millones, incluida la pensión

Consecuencia de este plan, el presidente del grupo, Francisco González, percibió en 2006 un total de 9,78 millones de euros. De ellos, 4,48 millones corresponden al sueldo, en el que se incluye la retribución fija (1,74 millones) y la variable (2,74 millones). Ello supone un incremento del 8,44% respecto al año anterior.

Además, González recibió 5,2 millones que corresponde a la liquidación del plan trianual de incentivos correspondiente a los años 2003 a 2005, según consta en el Informe del Gobierno Corporativo de BBVA.

La retribución del consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, ascendió a 3,59 millones de euros, un 8,26% más que en 2005. De ellos, 2,30 millones correspondieron a la parte variable, y 1,28 millones a la fija.

Como en el caso del presidente del grupo, Goirigolzarri percibió, además, otros 4,4 millones de euros en concepto de incentivos por haber superado los objetivos impuestos en el plan trienal.

El tercer consejero ejecutivo, el secretario general del grupo, José Maldonado, ganó 1,28 millones en 2006, un 7,98% más. A su sueldo hay que sumar el bonus extra de 1,3 millones.

Sólo la suma de la retribución salarial de los tres consejeros ejecutivos ascendió así a 9,35 millones, con un crecimiento del 8,30%. En conjunto, los miembros del consejo de administración de BBVA, tanto ejecutivos como no ejecutivos, recibieron el pasado ejercicio 12,6 millones de euros, un 6% más que en 2005.

De la retribución total, 3,24 millones corresponde a los consejeros no ejecutivos, un 0,09% más que el año anterior. La remuneración del conjunto de consejeros ascendió a 24,53 millones de euros, incluido el bono trienal, lo que equivale al 0,52% del beneficio del grupo.

Adicionalmente a estos sueldos, los tres consejeros ejecutivos cuentan con fondos por compromiso de pensiones, por 104,5 millones de euros, frente a los 87,7 millones que figuraban por este concepto un año antes.

De estos compromisos por pensiones, González tiene acumulados en los 10 años que lleva como banquero 53,2 millones, lo que supone cerca de 10 millones de aumento respecto al ejercicio anterior. Fuentes del banco explican que al faltar sólo tres años para su jubilación como presidente, prevista por los estatutos en los 65 años, el importe de los compromisos contraídos en materia de previsión sube. Goirigolzarri, mientras, suma unos derechos en materia de pensiones de 44,14 millones, y José Maldonado de 7,23 millones.

Del total de la cantidad acumulada, 16,79 millones de euros se dotaron con cargo a los resultados del pasado ejercicio. La rentabilidad interna de las pólizas de seguros que cubren los compromisos por pensiones ascendió el pasado año a 3,946 millones.

Según refleja el Informe de Buen Gobierno remitido ayer por BBVA a la CNMV, los consejeros ejecutivos tienen reconocido el derecho a percibir una indemnización en caso de cese por causa que no sea debida a su propia voluntad, jubilación, invalidez o incumplimiento grave de sus funciones de 141,3 millones de euros. De esta cifra, 104,5 millones corresponden a los derechos en materia de previsión citados. Un año antes este blindaje era de 122,5 millones.

30 millones para la alta dirección

Los 16 miembros del comité de dirección, excluidos los consejeros ejecutivos, percibieron en 2006 un total de 17,1 millones de euros por los conceptos de retribución fija y variable. Adicionalmente a estos ingresos cobraron 13 millones como resultado de la liquidación del plan de incentivos correspondiente a los ejercicio de 2003 a 2005. El grupo tenía concedidos en 2006 créditos a sus consejeros por 90.000 euros y de 2,36 millones, a los miembros del comité de dirección.

Francisco González es el principal accionista dentro del consejo, una vez que Telefónica se salió el pasado año de él. El banquero controla el 0,039% del capital del banco.

Los consejeros no ejecutivos del banco decidieron el pasado año cambiar sus compromisos por pensiones por 'acciones teóricas', es decir, opciones. A 31 de diciembre el compromiso de pensiones de estos representantes del consejo ascendía a un valor de 2,23 millones de euros. Los miembros del comité de dirección, sin los tres consejeros ejecutivos, tienen acumulados compromisos por pensiones de 39,16 millones.