Acuerdo

Merck paga 1.752 millones en EE UU para cerrar un pleito fiscal

La estadounidense Merck (en España, Merck Sharp & Dohme) anunció ayer que ha llegado a un acuerdo con las autoridades estadounidenses por el que pagará 2.300 millones de dólares (1.752 millones de euros) en impuestos para acabar con una disputa sobre gastos de derechos de comercialización que la farmacéutica reclamaba. La cantidad incluye impuestos federales, intereses y recargos derivados del impago, según el comunicado.

El acuerdo cierra un primer proceso de investigación que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) llevó a cabo sobre los impuestos que la compañía debía pagar entre 1993 y 2001, según explicó la compañía en un comunicado. El pago de estas tasas no va a penalizar los resultados anuales de la empresa, aseguraron desde MSD, porque la compañía había provisionado fondos para hacer frente a este pago durante los últimos cinco años. En noviembre, Merck dijo que se enfrentaba a un total de potenciales deudas tributarias por 5.580 millones de dólares (4.252 millones) con las autoridades de Estados Unidos y Canadá, relacionadas con unas disputas sobre la contabilidad de antiguas transacciones.

En 1993, la farmacéutica empezó a intentar reducir su carga impositiva registrando sus patentes en países con impuestos más bajos que en Estados Unidos. El IRS lleva intentando todos estos años poner freno a la transferencia de patentes y licencias a filiales localizadas en países con carga impositiva baja.

La compañía aseguró el año pasado que el IRS les había hecho saber que no iba a tener en cuenta los gastos relativos a los royalties de comercialización que MSD reclamaba como deducible en relación al pago de sus impuestos entre 1993 y 1999. La investigación del IRS de los años subsiguientes al 2001 permanece abierta, agregó.