æscaron;ltima

Divorciada y con derecho a los ingresos futuros del ex marido

Divorciada y con derecho a los ingresos futuros del ex marido
Divorciada y con derecho a los ingresos futuros del ex marido

Los ejecutivos londinenses celebran el récord de 8.800 millones de libras (unos 13.315 millones de euros) en gratificaciones del año pasado. Ahora, merced a una decisión judicial sobre el futuro de ese dinero, las esposas divorciadas y sus abogados podrían ser los que más disfruten.

Un juicio que atañe a un comerciante de antigüedades y a su mujer podría permitir a las ex esposas reclamar una parte de las gratificaciones recibidas por sus ex maridos mucho tiempo después de la ruptura matrimonial. Expertos juristas ven este caso -conocido como Rossi contra Rossi y que está ahora en la Corte Suprema de la ciudad- como un precedente para reclamar las gratificaciones. Una sentencia de junio clasificó como bienes gananciales a las obtenidas 'al menos' en los 12 meses posteriores a la separación.

El clima es tan favorable para las ex esposas que el abogado divorcista Jeremy Levison aconseja a banqueros y ejecutivos de fondos de cobertura evitar completamente el altar. Los acuerdos prenupciales ofrecen poca protección porque los jueces británicos no están obligados a seguirlos. 'No hay que casarse, pero si tienes que hacerlo, asegúrate de que tu media naranja sea tan rica como tú', opina Levison.

'No hay que casarse, pero, si tienes que hacerlo, asegúrate de que tu media naranja sea tan rica como tú', opina un abogado londinense

Este abogado representó a Kenneth McFarlane, socio de Deloitte, en uno de los dos hitos judiciales de la Cámara alta británica que causó escalofríos en los parqués en mayo pasado. El alto tribunal de Gran Bretaña ordenó a McFarlane pagar de por vida a su ex mujer 380.000 euros al año tras la ruptura de sus 16 años de matrimonio. Una instancia judicial inferior había limitado el pago de la pensión a cinco años. En otro caso, el tribunal falló que Alan Miller, entonces un administrador de fondos de cobertura de New Star Asset Management, debía pagar 7,5 millones de euros a Melissa Miller tras un matrimonio sin hijos que duró menos de tres años.

'El caso Rossi deja la puerta abierta a que las mujeres reclamen la mitad de las gratificaciones futuras', explicó James Pirrie, un abogado matrimonialista de la firma Family Law in Partnership, de Londres. 'Antes, sólo se podía tener una parte si demostrabas que lo necesitabas', añade este abogado, que representó a la ex mujer de McFarlane. 'Mientras que ahora se trata al cónyuge con derecho a compartirlo simplemente por la relación matrimonial, aunque el matrimonio haya terminado antes del pago del bonus'', explica Pirrie. 'La renta futura es un asunto muy controvertido que en realidad no ha sido abordado en casos recientes'', opina Emma Hatley, abogada en Withers LLP, el bufete que representó a Melissa Miller. Además, no hay diferencia entre una esposa que trabaje y otra que no. 'Los principios de nuestras leyes hasta el momento hacen que la jurisdicción sea más generosa para las esposas'', añade.

Una cosa en la que los abogados están de acuerdo es que las leyes británicas sobre divorcio están evolucionando tan rápidamente que las motivaciones sobre las gratificaciones futuras enmarañarán a los tribunales durante años. 'De momento es todo tan caótico que realmente no hay una respuesta correcta'', dijo Levison. 'Si todo lo demás falla, firma un acuerdo prenupcial y cruza los dedos''.