Visita

El Congreso examina in situ las deslocalizaciones

Un grupo formado por una decena de diputados estudia las características de los procesos de deslocalización empresarial y las medidas que pueden adoptarse desde el Gobierno para que no perjudiquen la creación de empleo y la competitividad de la economía española. Después de escuchar la opinión de una treintena de comparecientes, en su mayoría empresarios, catedráticos y representantes de los diferentes sectores, se han desplazado hace quince días a China e India para examinar in situ la experiencia de los españoles que han decidido hacer negocio en estos países. En junio presentarán sus conclusiones y elevarán sus propuestas al Gobierno.

Bajo el asesoramiento del Instituto Español de Comercio Exterior, los parlamentarios han tenido oportunidad de entrevistarse en Shanghai con representantes de los grupos Sniace, Acerinox, Supermercados Dia, los bancos Sabadell y Popular y el despacho de abogados Garrigues. Con casi 17 millones de habitantes, Shanghai es la ciudad más poblada de China y su capital económica y financiera. Su producto interior bruto equivale a más del 5% del gigante asiático en su conjunto y su renta per cápita es de 6.000 dólares frente a la media, que no supera los 1.000 por habitante. La delegación parlamentaria visitó allí la firma valenciana Fermax, una empresa referente en España en la fabricación y comercialización de porteros electrónicos, videoporteros y sistemas de control de accesos para edificios. En ella trabajan directamente 500 personas distribuidas en todo el mundo y la cifra de negocio del Grupo ronda los 44 millones de euros.

En India, los diputados recogieron las experiencias de firmas como Rinder, fundada en 1952 en el Norte de España y líder mundial en diseño y fabricación de equipos de alumbrado para la industria de automoción; el grupo Antolín, nacido en los años 50 en un taller burgalés especializado en frenos y dirección; o la firma Miju, creada en 1960 y dedicada al diseño y fabricación de moldes y utillajes. Están instaladas junto a otras empresas españolas como Tata Motors en Pune, localidad situada a 150 kilómetros de Bombay que alberga uno de los centros industriales más activos del país. Antes de regresar a Madrid, los parlamentarios visitaron también Bangalore, ciudad sureña en la que viven seis millones de habitantes y en la que se concentra el grueso de la producción de nuevas tecnologías de la información.

'Hemos concluido que el futuro de la industria española pasa por la multilocalización de las empresas. Las que no sean capaces de salir fuera pueden tener graves problemas para sobrevivir', concluye el portavoz de Economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, uno de los integrantes de la expedición parlamentaria. Según los testimonios recogidos in situ, una parte de las empresas españolas presentes en Asia se han 'deslocalizado' arrastradas por las grandes multinacionales y también por la oportunidad que ofrecen estos mercados emergentes. 'La experiencia demuestra que las que han salido en busca de estos mercados han aumentado sus ventas en Europa', explica el diputado.

Centros de I+D+i, en España

A juicio del presidente de la Comisión de Industria, Antonio Cuevas (PSOE), 'es tanta la casuística recogida que no puede hablarse de deslocalizaciones como tales. Sería más correcto hablar de multilocalización o de internacionalización', subraya. 'Un aspecto a destacar de este proceso', añade, 'es que la mayoría de estas empresas mantiene sus centros de investigación, desarrollo e innovación en España, pese a que tienden a establecer su producción cerca de los mercados donde distribuyen mayormente sus productos', explica.

Los diputados tienen pendiente de explorar la experiencia en el Este de Europa y de completar con cuestionarios las sugerencias de otras firmas instaladas en América y otros países asiáticos.