CincoSentidos

La cultura y el ocio generan el 4% de la riqueza española

A potentes industrias culturales, economías fuertes. La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) defiende con datos el carácter estratégico de la industria cultural. Desde 1995, Isabel García, directora del Departamento de Análisis Económico de la Facultad de Económicas de la Universidad Autónoma de Madrid, viene analizando la aportación de los sectores de la cultura y el ocio a la economía española. El tercero de estos estudios, publicado como los anteriores por la Fundación Autor/SGAE, determina que estas actividades representaban en 2003 el 3,9% del Producto Interior Bruto y el 7,8% del empleo nacional.

El trabajo de los investigadores que dirige Isabel García se apoya en los datos suministrados por la Agencia Tributaria, con la que la SGAE llegó a un acuerdo en 2005. 'Sin la Agencia Tributaria este estudio no existiría', aclara Francisco Galindo, secretario general de la Fundación Autor.

Entre las conclusiones del estudio, presentadas ayer -el próximo junio, la Fundación Autor prevé publicar un libro con los resultados y un análisis más extenso-, destaca la posición española en el contexto internacional. La contribución al PIB de la industria de la cultura y el ocio en el periodo analizado se encuentra un punto por debajo de Reino Unido (5%) y es superior a Australia (3,3%). A la cabeza se sitúan EE UU (7,6%/) y Canadá (5,4%). 'No estamos en el furgón de cola', destaca Isabel García. Son de los pocos países que analizan de forma sistemática el peso de los sectores culturales en las economías nacionales.

El estudio toma los datos, fundamentalmente IVA y declaración de retenciones, de 165 actividades relacionadas con las artes escénicas, musicales y audiovisuales, plásticas, edición e impresión, publicidad, museos y bibliotecas, patrimonio histórico, política lingüística, juventud, deporte, toros, parques recreativos, ferias, loterías y apuestas y juguetes. El volumen global de ventas es de 97.980 millones de euros, aunque los datos están sesgados a la baja, ya que no contempla los de comunidades con régimen fiscal propio como País Vasco, Navarra y Canarias.

Son sectores que crecen a mayor ritmo que la economía, un 8,3% frente al 7,1%, a pesar de que las estadísticas hablan de cierto estancamiento, ya que en 1997 un 3,7% del PIB lo generaban estas actividades. Igual ocurre con el empleo, que en el sector cultural crece a un ritmo del 7,7% anual, mientras que el conjunto de la economía lo hace al 5,6%. Conforman, además, el sexto sector productivo, por detrás de la construcción, actividades inmobiliarias, hostelería, comercio al por menor e intermediación financiera.

Madrid y Cataluña concentran el 70,8% del valor añadido bruto de lo que genera la industria cultural y de ocio; en sus comunidades se ubica el 47,2% de las empresas (149.216 en total) y el 60,6% de los asalariados (1.108.884). Pero mientras Madrid ha perdido peso relativo (ha pasado de representar el 48,5% del valor añadido bruto en 1997 al 44,2% en 2003), Cataluña lo ha incrementado (del 23,7% al 26,5%). Esta comunidad registra también superávit comercial, por el contrario, en España, las importaciones superan en casi 4 millones las exportaciones.

Libros, prensa escrita y música son sectores que pierden peso en la economía, mientras que TV y radio, el cine y el vídeo, las ferias, los museos y bibliotecas y la publicidad lo ganan.