Dictamen

La CE condena la intromisión ilegal de Italia en la fusión de Abertis y Autostrade

La Comisión Europea dictaminó ayer con carácter preliminar que Italia vulneró la legislación europea al bloquear posibles concesiones de autopistas a la entidad resultante de la fusión entre Abertis y Autostrade, lo que constituye una intromisión ilegal que les obligó a suspender la operación al final de 2006.

Para Bruselas, las medidas son incompatibles con el principio de seguridad jurídica y parecen ocasionar una restricción injustificada de la libre circulación de capitales y de la libertad de establecimiento. Bruselas da Italia un plazo de 15 días para presentar alegaciones. Si no le convencen los argumentos de Roma, adoptará una decisión jurídicamente vinculante exigiendo la retirada de todos los obstáculos que puedan ser esgrimidos por las empresas ante los tribunales nacionales.

Abertis manifestó ayer su satisfacción por que la declaración realizada por la Comisión Europea 'ratifique' que su proyecto de fusión con la italiana Autostrade 'se adecua a la normativa europea'. Para Abertis, la resolución constituye 'un paso adelante' porque por un lado confirma la autorización que el proyecto ya recibió de las autoridades europeas de la Competencia y, por otro, 'confirma que el proyecto de fusión es adecuado con la normativa'.

ABERTIS 18,36 0,00%

El ministro italiano de Infraestructuras Antonio di Pietro aseguró ayer por su parte que la decisión que tome Bruselas 'no va a influir en ningún modo porque la fusión no se ha producido'.