Comisión Europea

La CE niega que una queja esté retrasando el visto bueno a Iberdrola

La Comisión Europea negó ayer que su evaluación de la fusión Iberdrola y Scottish Power se haya complicado como consecuencia de una supuesta queja del Partido Nacionalista Escocés (SNP, en sus siglas en inglés). El diario de Glasgow The Herald especulaba ayer sobre la posibilidad de Bruselas retrasase la autorización de la operación para investigar el régimen fiscal español que favorece las inversiones en el extranjero.

Fuentes de la dirección general de Competencia de la CE aseguraron ayer que la evaluación de la opa 'continúa el curso perfectamente normal de su primera fase, según el reglamento europeo de fusiones'.

Bruselas tiene previsto pronunciarse antes del 16 de febrero. Si la CE no encuentra problemas de competencia (poco probables en dos compañías con mercados tan diferenciados geográficamente), daría antes de esa fecha su autorización definitiva. De lo contrario, puede abrir una segunda fase de investigación mucho más detallada.

IBERDROLA 9,95 -3,11%

Iberdrola acordó a finales de noviembre la compra de la firma escocesa, que supone un desembolso de 17.200 millones de euros. De ellos, el 21% se sufraga a través de una ampliación de capital.