La lucha por Endesa

"El efecto onda de Endesa"

La pregunta clave tras 17 meses de batalla por Endesa es cuánto vale realmente la compañía eléctrica. En septiembre de 2005, cuando Gas Natural inició una de las batallas más interesantes de los últimos tiempos dentro del campo empresarial, la acción costaba 19 euros, lo que equivalía a valorar la empresa en 20.100 millones. Ahora, después de que la empresa alemana E.ON entrara a competir por la española, la acción está a 38,57 euros y la compañía cuesta 41.000 millones. Más del doble. Por eso, la edición europea del prestigioso diario económico Wall Street Journal se pregunta en la apertura de su edición de hoy: ¿Vale de verdad 41.000 millones Endesa?

Las compañías de análisis dan por sentado que, valga ese dinero o no, el gigante de la energía alemán subirá su oferta mañana a un precio que ronde los 40 euros, valorando la empresa en 42.000 millones. Pese a que el presidente de la compañía Wulf Bernotat se ha esforzado por restar expectativas a los inversores y afirmar que “no pagarán las especulaciones de los mercados”, los analistas lo dan por descontado, según explica el periódico. (Gas Natural y E.On deben presentar mañana la mejora de las ofertas por Endesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, aunque es previsible que Gas Natural se retire).

El diario también especula sobre el “efecto onda” de las OPA sobre Endesa en la “retrasada consolidación” de la liberalización del mercado energético europeo. Explica que las compañías están buscando mercados con una regulación más favorable, que tengan potencial en demanda de electricidad y donde las materias primas se paguen baratas. El diario insinúa que si E.ON paga ese sobreprecio sobre Endesa podría desmotivar a otras empresas a hacer compras fuera de sus fronteras. Como Iberdrola, que podría estar “pagando de más” por Scotish Power, en Reino Unido, según WSJ.

Por último, Wall Street Journal avisa de que, si finalmente E.ON se rinde y deja de pujar por Endesa, el precio de la eléctrica podría derrumbarse.