CNMV

Conthe facilitará la delación para frenar los abusos de mercado

El presidente de la CNMV, Manuel Conthe, ha propuesto la creación de un mecanismo para que cualquiera, de forma anónima o no, pero siempre confidencial, pueda dar el 'chivatazo' sobre 'operaciones sospechosas'. La idea se enmarca en la Iniciativa contra el Abuso de Mercado, presentada ayer por el supervisor de los mercados de valores.

Manuel Conthe, presidente de la CNMV
Manuel Conthe, presidente de la CNMV

Lucha abierta contra el uso de información privilegiada y el delito de abuso de mercado. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) quiere facilitar la denuncia confidencial de delitos de abuso de mercado o información privilegiada, creando una oficina o un mecanismo de comunicación similar a los hot lines que funcionan ya en los mercados anglosajones para perseguir el fraude. 'Que el quiera chivarse (...) porque lo vea claro lo pueda comunicar a la CNMV, en todo caso de forma confidencial, pero sin que haya que descartar que sea de forma anónima', explicó ayer en rueda de prensa el presidente de la entidad.

'Este es un tema polémico', concedió Conthe. 'Pero a nuestro juicio puede haber denuncias anónimas donde el denunciante no se identifica, pero da tantos detalles y tan concretos y tan verosímiles (...) que a un supervisor le permiten orientar mucho el tiro', justificó el directivo. El máximo responsable del organismo supervisor reconoció, eso sí, que las denuncias anónimas 'carecen de todo valor probatorio'.

Esta sugerencia forma parte de un plan de 19 medidas bautizado por la CNMV como Iniciativa Contra el Abuso de Mercado (ICAM), que será sometido a consulta pública durante los meses de febrero y marzo y que puede consultarse en la página web de la entidad. Aunque Conthe vaticinó que algunas de sus propuestas 'serán objeto de alabanza' por parte de los actores del mercado, también admitió que muchas de ellas serán criticadas. Por eso, todas son 'posibles medidas' y no se traducirán en modificaciones de la Ley del Mercado de Valores, sino en circulares y prácticas de carácter voluntario.

Precisamente, una de las propuestas que Conthe ya adelantó que a muchas entidades 'les parecerá especialmente gravosa', es la de que los intermediarios incluyan siempre el código que identifica al cliente por cuenta del cual se efectúa una transacción.

'El código cliente permite que el supervisor pueda ver de forma integrada lo que está haciendo cada uno de los inversores', afirmó el máximo responsable de la CNMV. 'Con lo cual, aunque el mismo inversor se haya ido por cuatro intermediarios distintos (...) se pueden detectar patrones de posible manipulación', añadió.

La CNMV puede solicitar siempre que lo considere necesario el código cliente, pero la idea es que los intermediarios lo incorporen a priori. Esta medida ya está siendo aplicada con éxito por los supervisores británico (FSA) y alemán (Bafin).

Inspecciones in situ

El presidente de la CNMV también propone que la entidad que dirige pueda hacer inspecciones in situ y sin previo aviso de las sociedades cotizadas y las entidades financieras, para comprobar que éstas 'aplican las medidas preventivas obligatorias que prevén los artículos 81, 83 y 83 bis de la Ley del Mercado de Valores'.

Lo que quiere Conthe es que la CNMV pueda presentarse en las compañías aunque no haya indicios previos de abuso de mercado, 'sin perjuicio de las habituales actuaciones y requerimiento de información a sociedades cotizadas en el curso de investigaciones sobre operaciones en las que se hayan detectado indicios concretos'.

Aunque Conthe incidió en el carácter voluntario de toda la batería de propuestas, el hecho es que varias de ellas están a punto de concretarse en circulares, como son las de identificación de prácticas de mercado aceptadas sobre las operaciones de bloques y sobre autocartera.

Con su habitual afición por las frases hechas, Conthe restó dramatismo a la situación de España en lo que se refiere a delitos de abuso de mercado: 'En todas partes se cuecen habas, se trata de que cuezan las menos habas posibles'.

Iniciativa contra el fraude

El conjunto de posibles medidas contra el abuso de mercado lanzadas ayer por Manuel Conthe se resume en tres pilares: fijación de criterios sobre aplicación práctica de normas, campaña de información pública y mejora de la supervisión y la sanción. Estos son los puntos principales.

1 Fijación de criterios. La clave es la delimitación práctica sobre el concepto de información relevante, en la que tienen que darse dos condiciones: que no sea pública y que pueda tener un impacto material en la cotización.

Bloques y autocartera. La CNMV ultima sendas circulares para fijar prácticas de mercado conformes a la normativa, en lo que se refiere a las operaciones de bloques y de autocartera.

Interlocutor autorizado. El supervisor pide a las sociedades cotizadas que creen la figura de un interlocutor con potestad para hablar en nombre de la empresa y que pueda responder a los requerimientos de la CNMV, 'en un plazo de tiempo razonable'.

Medios de comunicación. Conthe reconoce el derecho de los medios a errar en la difusión de las informaciones, pero les sugiere que divulguen de forma pública qué protocolo siguen para contrastar la veracidad de las noticias que publican.

2 Información. El objetivo es que empresas cotizadas, agentes del mercado y medios de comunicación aúnen esfuerzos con el organismo supervisor de los mercados en la tarea de dar a conocer las buenas prácticas de mercado.

3 Supervisión. 'Previsibilidad'. Esta es una de las ideas que Conthe siempre ha defendido: que todos los actores del mercado conozcan el protocolo de actuación de la CNMV en casos de indicios de abuso de mercado, para que sus medidas no sorprendan y limitar así los casos en que sea necesario suspender la cotización de un valor.

Delación. Con la idea de canalizar las denuncias sobre posibles abusos de mercado, el ente rector quiere crear un mecanismo que garantice la confidencialidad de las denuncias.

Código cliente. Que los intermediarios identifiquen al cliente de las operaciones a priori y no a petición expresa de la CNMV, ése es el objetivo de esta propuesta.