_
_
_
_
Automoción

Ford cierra en 2006 el peor año de su historia, con pérdidas de 9.800 millones

2006 fue el peor ejercicio de Ford en sus 103 años de historia. La automovilística perdió en el cuarto trimestre 5.760 millones de dólares (4.439 millones de euros), lo que ha hundido los números rojos del año hasta los 12.700 millones de dólares (9.800 millones de euros)

Ford cierra en 2006 el peor año de su historia, con pérdidas de 9.800 millones
Ford cierra en 2006 el peor año de su historia, con pérdidas de 9.800 millones

Las grandes cifras del balance de Ford son registros de miles de millones de dólares y la mayoría en rojo. La empresa de Dearborn ha perdido dinero en casi todos los trimestres desde 2005 pero consiguió cerrar ese año con beneficios de 1.400 millones de dólares.

2006 marca un mal récord no solo para esta compañía de Detroit sino para la industria americana. Hasta ayer el récord de pérdidas lo tenía General Motors en 2005: 10.600 millones de dólares. Desde una Ford embarcada en su reestructuración en EE UU se dijo, además, que en 2007 la situación no va a ser mejor hasta que llegue 2008 y 2009.

Precisamente son los costes extraordinarios del ajuste lo que más ha pesado en el balance. Estas cargas extraordinarias netas fueron de 9.900 millones de dólares. La reestructuración contempla, entre otras cosas, el cierre de 12 plantas, prejubilaciones de 38.000 personas y despidos de 14.000 en el país.

La marca del óvalo, en proceso de ajuste, dice que 2007 será un año difícil

Excluidas estas partidas, las pérdidas operativas anuales han sido de 2.800 millones de dólares frente a 1.900 millones de beneficios del anterior.

La facturación cayó también a 160.100 millones de dólares (un 9,5% menos) por la fuerte erosión de ventas en el mercado más difícil para la automovilística en estos momentos: el de EE UU. Las ventas de la Serie F, la camioneta más vendida de Ford y de hecho el automóvil más vendido del país, cayeron un 12%. Su segundo activo más rentable, el Explorer no corrió mejor suerte y las ventas se precipitaron un 25%.

Con este mercado en retroceso, la actividad central de Ford en EE UU, hacer coches y venderlos, tuvo como resultado unas pérdidas brutas de 6.100 millones de dólares. El 2005 también hubo pérdidas pero fueron de 1.500 millones. En Ford se explica que todo ello es consecuencia de la política de precios e incentivos, entre otras cosas. La facturación fue de 69.400 millones, un 14% por debajo de la del año anterior y como consecuencia, la empresa del óvalo va a reducir 136.000 unidades la producción en EE UU en 2007. El peso de las actividades norteamericanas y el mal año en Asia no han podido compensarse con una mejor evolución en Europa y Latinoamérica. Por ello las actividades de automoción cerraron la cuenta de resultados de 2006 anotando pérdidas de 5.200 millones de dólares brutos frente a los 993 millones, también con tinta roja, del año anterior.

Alan Mulally, responsable de Ford desde el último trimestre, afirmaba ayer en el comunicado oficial que reconoce 'la realidad de nuestro negocio y nos enfrentamos a ella. Tenemos un plan y estamos en marcha para alcanzar los resultados'. Para afrontar su reestructuración Ford consiguió en diciembre un crédito de 23,5 millones lo que le dio a finales de año una liquidez de 46.000 millones.

Europa y Suramérica, alivio de Mulally

El difícil y fragmentado mercado europeo ha sido una de las pocas rúbricas anotadas en negro en las cuentas de 2006. En total fueron 469 millones de dólares (unos 362 millones de euros) en beneficios brutos. Una mejora de 396 millones de dólares. Las ventas se elevaron ligeramente hasta 30.400 millones de dólares. El último trimestre, el que muestra la tendencia actual, fue importante ya que los beneficios fueron de 332 millones cuando el año anterior apenas llegaron a 24.Suramérica también mostró más fortaleza con unos resultados brutos de 551 millones de dólares. La peor situación cambiaria fue compensada por una mayor venta en volúmenes en la zona.Aunque el consejero delegado, Alan Mulally, apenas tiene estos dos mercados como alivio a una situación complicada está considerando pagar este año y a algunos de los ejecutivos un bonus para evitar fugas a otras compañías. El año pasado no hubo para nadie.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_