Multa

La CMT sanciona a R por infracción muy grave, pero limita la multa a 6.000 euros

El operador de cable de Galicia R podría considerarse afortunado. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) le ha encontrado culpable de 'una infracción muy grave', lo que supone comprar una papeleta directa para hacerse merecedor de una sanción hasta de 20 millones de euros. Pero el regulador ha buscado la proporcionalidad y ha determinado que, pese a la culpabilidad, hay cinco circunstancias atenuantes a su favor. La multa final ha quedado así muy lejos del peor escenario. R tiene sanción, pero sólo de 6.000 euros.

El origen de la multa se remonta al 27 de octubre de 2005, cuando la comisión puso fin a un conflicto entre Telefónica y R obligando a ambas a compartir determinadas infraestructuras de telecomunicaciones. Pero el operador gallego no cumplió una parte de lo exigido, lo que motivó una denuncia de su competidor.

La CMT ha estado estudiando los hechos y, el pasado día 18, el consejo llegó a una decisión. R incumplió la resolución del regulador y negó a Telefónica el acceso a instalaciones. Sin embargo, la comisión considera que el beneficio que consiguió con ello fue escaso y que no hubo un gran daño a Telefónica, así que ha reducido la posible sanción.