Transporte

Un grupo de inversores crea una compañía de aerotaxis

Jet Ready aspira a convertirse en la primera compañía española de aerotaxis de bajo coste. Los promotores, un grupo de inversores valencianos, entre los que está la familia Lladró, quieren desarrollar los vuelos privados a un coste menor que los actuales con unos aviones de cuatro plazas que permiten vuelos de tres horas.

Un grupo de inversores, entre los que se encuentra el grupo Lladró, han puesto en marcha una compañía de aerotaxis que empezará a operar desde los aeropuertos de Valencia y Zaragoza el próximo mes de junio. Jet Ready se especializará en vuelos de negocios en pequeños aviones a reacción con cuatro plazas con una autonomía de cerca de tres horas, lo que le permite abarcar la mayor parte de Europa y el norte de África.

El proyecto lo encabezan Ignacio López Roselló e Ignacio García, presidente y consejero delegado respectivamente, que controlan el 34% del capital. Ellos han sido los encargados de buscar al resto de los inversores, entre los que destacan con algo más del 10% del capital Zabor, propiedad de la familia Lladró, y Pandora Lys, firma vinculada a la empresa valenciana Eleval. También un fondo de capital riesgo valenciano en plena constitución ha confirmado la entrada en el accionariado con el 17% del capital. El resto se reparte entre inversores valencianos y aragoneses con participaciones de alrededor del 5%.

La compañía tiene previsto operar con cuatro minijets al final del primer año de operaciones, según explicó ayer el director general, José María Espinosa, alcanzando los 15 aviones en 2011. La inversión prevista es de 22 millones de euros y el plan de negocio prevé alcanzar la rentabilidad en el segundo ejercicio, con una facturación de 3,5 millones de euros el primer año y 20 millones en 2011.

La principal diferencia entre la nueva compañía ya las ya existentes de vuelos privados es el modelo de avión, más pequeño que los jets tradicionales, lo que permite fletar vuelos por un precio menor. Según Espinosa, 'nuestro objetivo es cubrir el hueco de los vuelos de negocios o de vacaciones para pequeñas y medianas empresas que no pueden alcanzar el coste de los jets más grandes pero requieren la flexibilidad que proporcionan este tipo de vuelos'.

El coste de los vuelos rondará los 1.400 euros por hora de vuelo, un 60% menos que las tarifas que ofrece la aviación privada actual. La compañía además abre la posibilidad de que la persona que alquila el avión pueda revender parte de las cuatro plazas que tiene, algo que puede funcionar en 'desplazamientos a ferias, por ejemplo, donde se dan coincidencias de destino y fechas entre las empresas de un determinado sector', señaló el director general.

Jet Ready se centrará de momento en Valencia y Zaragoza, 'ya que Madrid y Barcelona tienen mayor oferta de vuelos sin escala', aunque el servicio estará abierto a partir de cualquier aeropuerto, aunque incluirá los gastos de posicionamiento de la aeronave.

La compañía usará aviones Eclipse 500

Jet Ready ha tenido que recurrir a las opciones para empezar a crear su flota. El motivo es que la compañía Eclipse, fabricante del modelo que usará para su negocio, tiene los pedidos comprometidos hasta 2010. Así, el precio por cada avión ronda los dos millones de euros, si bien cuando los adquiera directamente el precio se rebajará hasta los 1,5 millones.

El interior de estos aviones, los primeros de su clase certificados por la Agencia Americana de la Aviación, están diseñados por una empresa del grupo BMW, por lo que el confort que ofrecen es similar al de un monovolumen.