Valores

Merrill Lynch ve un amplio recorrido de crecimiento en el Banco Popular

Las acciones de Banco Popular se han estancado tras la presentación de resultados. Merrill Lynch, con todo, dio argumentos para alegrar a los accionistas. Augura que el banco crecerá un 24% en 2007 como consecuencia de su fuerte expansión, la estabilización de márgenes y el impacto positivo de la reforma fiscal.

Las acciones de Banco Popular han frenado su escalada alcista tras cerrar el pasado martes en máximo de 14,81 euros. La acción subió un 0,28% ayer hasta 14,48 euros, al calor del último informe de Merrill Lynch. El optimismo contenido de estos analistas marcó la cotización. Alabaron las perspectivas de crecimiento del banco a la vez que auguraron un comportamiento plano para la acción en los próximos meses dada su subida reciente. Popular gana el 5,46% en el año.

La firma de análisis estima que Banco Popular incrementará sus ingresos y beneficio neto en un 24% en 2007, por encima de la media que prevé para el resto del sector español entre el 15% y el 20%. Para 2008 estima un crecimiento del 16%.

Merrill Lynch achaca estas expectativas a la fuerte expansión, una estabilización de márgenes que le permitan alcanzar un incremento de ingresos del 12%, así como a la reducción del impuesto de sociedades al 32,5% en 2007 y al 30% en 2008 desde al 35% actual.

El problema para los expertos es que pese a la solidez de las cifras -Banco Popular logró un beneficio neto de 1.026 millones de euros en 2006, un 16,9% más que hace un año- y las buenas expectativas, el precio de la acción preocupa.

'Pese a los buenos fundamentales la valoración parece ajustada. Además a pesar de que las fusiones y adquisiciones tirarán del sector en 2007, Popular es uno de los objetivos más improbables. Por ello, reiteramos nuestro consejo de reducir', explica Dresdner Kleinwort.

Merrill Lynch, en la misma línea, se mantiene neutral y comenta que Popular cotiza a unos múltiplos superiores a los de sus rivales españoles, en torno a las 13,3 veces beneficios estimados para 2007, frente el 11,8 de sus rivales, a la vez que cotiza con un prima respecto al sector europeo.

Norbolsa también se muestra cautelosa. 'Los resultados son el fiel reflejo de la política del banco de primar rentabilidad a crecimiento: menor crecimiento en el mercado hipotecario de cara a su esperada desaceleración, al tiempo que pone el foco en los segmentos más rentables. Ahora bien, nos preocupa la tendencia negativa que está tomando el margen global por el mayor coste y peso de la financiación mayorista en el balance', por ello, aconsejan mantener el valor a la espera de los resultados del primer trimestre para ver si esta tendencia se mantiene. Eso sí, recalcan la calidad de los resultados y le dan un precio objetivo de 15,2 euros.