Ampliación

MEFF lanza hoy futuros y opciones sobre todo el Ibex 35

MEFF, el mercado español de derivados, amplía su oferta a partir de hoy con el lanzamiento de 26 nuevos contratos de futuros sobre acciones y 20 de opciones sobre acciones. La nueva gama supone dar cobertura a través de derivados a la totalidad de los miembros del Ibex 35, incluida Prisa, que salió del índice del pasado 1 de enero.

Hasta el momento, la oferta de MEFF sólo contemplaba futuros sobre las acciones de Altadis, Banco Popular, BBVA, Banco Santander, Endesa, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Repsol y Telefónica. Asimismo, disponía de opciones sobre acciones de Abertis, Acerinox, Altadis, Banco Popular, Bankinter, BBVA, Santander, Fadesa, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Indra, Repsol Telefónica y Unión Fenosa.

La nueva oferta se enmarca dentro de un plan de expansión que MEFF comenzó en el año 2004 y que consiste en mejorar el servicio ofertado para hacer frente a la agresiva competencia de los mercados de futuros internacionales.

Entre los planes de MEFF figura también el lanzamiento de instrumentos derivados sobre acciones del Euro Stoxx 50, con el fin de atraer la negociación de los intermediarios internacionales. Se trata de responder al lanzamiento de derivados sobre acciones españolas por parte de otros mercados europeos, así como de ofrecer a los clientes de MEFF productos a los que es más complicado acceder.

El plan de expansión de MEFF se apoya en la constatación de que el negocio de derivados ha dejado de ser doméstico para adquirir una dimensión internacional, en la que los intermediarios negocian derivados de cualquier mercado desde cualquier lugar del mundo.

El reto de MEFF en los últimos años ha sido atraer miembros negociadores y liquidadores remotos. Actualmente estos miembros realizan más de la mitad de las operaciones de MEFF.

Para lograrlo, además de ofertar nuevos contratos de derivados, el mercado español ha volcado sus esfuerzos en la mejora del servicio y en la estandarización de los procesos de negociación para adaptarlos a los usos internacionales.

MEFF ha realizado fuertes inversiones en desarrollos tecnológicos para conseguir que el proceso de negociación sea más rápido -en tiempo real-, más sencillo y más seguro.

El objetivo futuro del mercado de derivados español es seguir atrayendo a miembros liquidadores remotos, y en especial a los grandes bancos de inversión que tienen detrás una amplia cartera de clientes institucionales susceptibles de negociar derivados de MEFF.

El mercado español ha apostado también por la diversificación del negocio, para lo cual ha fijado la mirada en América Latina. De momento tiene una participación minoritaria en Mexder, el mercado de derivados mexicano, al que ha transferido su tecnología. El objetivo es realizar actuaciones similares en otros mercados de la región.