Mercado laboral

Los jóvenes de 16 años prefieren trabajar a seguir formándose

La creciente oferta de puestos de trabajo de escasa cualificación en el mercado laboral español está provocando una caída en la tasa de escolaridad de los más jóvenes, una vez transcurrida su etapa de enseñanza obligatoria. Así lo pone de manifiesto un estudio de Caixa Catalunya, hecho público ayer, y en el que se analiza la tasa de actividad laboral de la población que cuenta entre 16 y 25 años de edad, en todo el territorio nacional. En el estudio se resalta, con sorpresa, cómo la tasa de escolarización de esta población ha caído en los últimos años, pasando del 46,8% en 1995 al 45,1% en 2006.

Los autores del estudio recalcan que existe una relación inversa entre crecimiento del empleo y escolarización. Así, en líneas generales, las comunidades autónomas con bajos niveles de escolarización entre los jóvenes entre 16 y 18 años han sido en 2006 aquellas que han mostrado a su vez mayores ritmos de crecimiento del empleo en los últimos diez años. Es el caso de Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, en donde los jóvenes están más interesados en trabajar que en continuar con sus estudios para potenciar su formación.

Esta comparación se puede extender a la población de hasta 25 años, donde la escolarización media cae hasta el 45%. No obstante, influye si la persona es inmigrante o no. La escolarización entre inmigrantes se encuentra en esa edad en sólo el 23%, 22 puntos por debajo de la media.