Mercados

La Bolsa logra otro récord por la banca, Repsol y las constructoras

Con una subida de sólo el 0,34%, el mercado español ha conseguido el primer máximo histórico del año. El dinero de los inversores se centró en el sector de la construcción, la banca y Repsol.

Nuevo récord para el Ibex. Esta vez en los 14.416,70 puntos. El índice logró este registro con una subida del 0,34%, en una jornada que se caracterizó por la tranquilidad. La estabilidad que mostró el índice español de principio a fin fue la misma tónica que se registró en otras plazas europeas. Hubo avances para todas; un 0,30% sumó el Euro Stoxx 50, mientras el Cac de París y el Dax de Francfort cerraron en máximos desde mayo y enero de 2001, respectivamente.

Las noticias que movieron a los inversores eran, una vez más, las referentes a operaciones corporativas. General Electric fue protagonista del día tras conocerse que ha acordado la compra del negocio aeroespacial de Smiths Group. 'Los balances y el cash flow de las empresas son buenos para mantener la actividad en las operaciones de compra y fusiones', comentó a Bloomberg Daniel Brody, que trabaja para Bankinvest en Copenhague. La adquisición del grupo industrial estadounidense no pudo medirse en Bolsa, ya que Wall Street cerró con motivo de la festividad de Día de Martin Luther King. De hecho, la apatía de las Bolsas se debió a que no hubo negocio en los mercados del otro lado del Atlántico. La actividad mermó en Europa, aunque se mantuvo en niveles muy aceptables: 4.500 millones se contrataron en el continuo.

El último récord de la Bolsa española vino de la mano del buen comportamiento de la gran banca y de Repsol, valores donde los inversores habían deshecho posiciones en jornadas anteriores. BBVA y Santander se anotaron avances del 0,74% y 0,21%. Mientras, las acciones de la petrolera cerraron un 0,71% más caras, al mismo tiempo que el precio del barril Brent repuntaba por encima de los 52 dólares. Todo el sector energético europeo subió en bloque (1,14%).

El negocio se mantuvo por encima de los 4.000 millones, pese al festivo de EE UU

REPSOL 14,10 -0,25%

Las apuestas sobre las constructoras y las inmobiliarias siguen en firme. FCC y Ferrovial fueron los dos valores mejores del Ibex con alzas del 2,25% y 2,01%. Sacyr Vallehermoso y Metrovacesa se colocaron también entre los 10 de mayor avance, con subidas del 1,16% y 1,13%.

Pero son las compañías de menor capitalización las que siguen a la cabeza en rentabilidad. Un 7% ganó CIE Automotive, la que más.

El Ibex 35 es el segundo mejor índice de Europa en 2007 con una revalorización del 1,91% (un 2% lleva el Dax). Hay analistas que ven difícil que el índice mantengan esta tendencia después de cuatro años de fuertes ganancias consecutivas.

Esta semana comienza a ser decisiva para los inversores. Muchas empresas de EE UU presentarán resultados. 'Serán bastante aceptables, pero se prevé una caída en 2007 del crecimiento para las empresas del S&P del 16% al 9%', comenta âscar Germade, de Cortal Consors.

El Ibex espera nuevas noticias en máximo histórico, y cotiza a tan sólo 83 puntos del 14.500, que es su próximo nivel a batir.

La liquidez crecerá un 53% en cuatro años

El dinero que está entrando en las Bolsas está ayudando en gran medida a que las Bolsas se mantengan en niveles máximos. Y las previsiones apuntan a un importante crecimiento. Un informe de McKinsey Global recogido por Bloomberg apunta a que el 'volumen mundial de capital, incluyendo acciones, bonos y depósitos bancarios, podría subir hasta un 53%, a 214 billones de dólares (166 billones de euros) frente al periodo 2002-2006'.

Según la firma consultora, la subida de las Bolsas el año pasado ayudó a impulsar la venta de acciones y de otros productos vinculados a la renta variable hasta un récord de 526.000 millones de euros, que significó asimismo un aumento del 28% sobre 2005.

'Un mercado de capitales más liquido y más profundo a nivel mundial es beneficioso. Lo malo es que se tiene todo este capital fluyendo alrededor del mundo, lo que facilita crecientes niveles de deuda y puede ser un problema si se produce un golpe económico incremento de la inflación, subida de los tipos de interés, desaceleración del crecimiento económico o crecimiento de la tasa de desempleo más adelante', declaró a Bloomberg Shane Oliver, de AMP Capital.

McKinsey desvela que Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea y Japón representaron más del 80% de los activos mundiales en 2005, frente al 14% de los emergentes. El crecimiento de los mercados en vías de desarrollo ha sido espectacular, ya que hace un decenio suponía el 7% de los activos.

Por último, la consultora informa que en los últimos cuatro años, Estados Unidos ha absorbido el 85% de los flujos mundiales de capitales para financiar su déficit presupuestario.