Incremento

El déficit corriente aumentó un 32% hasta octubre

El déficit por cuenta corriente de la economía española se sitúo en 72.524 millones de euros en los diez primeros meses de 2006, lo que supone un 32% más que en el mismo periodo del 2005, según los datos publicados ayer por el Banco de España.

En el deterioro de la balanza corriente han tenido protagonismo el aumento del déficit comercial, un menor superávit de la balanza de servicios y el aumento del déficit en la balanza de rentas.

Por capítulos, el que más ha influido en el deterioro ha sido el déficit comercial, que alcanzó hasta octubre los 66.918 millones, lo que supone un aumento interanual del 19,4%. Todo ello, tal y como subraya el Banco de España, a pesar de producirse en un contexto de crecimiento significativo de las transacciones comerciales, tanto de las importaciones (19%) como de las exportaciones (15%) en tasa interanual.

Las importaciones españolas crecen a mayor ritmo que las exportaciones porque el comercio de bienes y servicios está muy concentrado en la zona euro, a la que van más del 70% de las transacciones comerciales.

Una buena razón que explica la debilidad del sector exterior español es que el déficit comercial de la zona euro se ha disparado en los nueve primeros meses del año, al alcanzar un déficit de 15.900 millones, frente a los 19.400 de superávit que alcanzó en el mismo periodo de 2005.

La posición comercial de la zona euro se ha deteriorado por el aumento del 19% de las importaciones chinas, que se ha convertido en el segundo mayor exportador de la zona euro, y el aumento de las importaciones energéticas procedentes de Rusia.

Pérdidas del turismo

¦bull; El déficit corriente también ha crecido por las pérdidas de 914 millones de euros en la rúbrica del turismo y viajes (un 3,9% menos en tasa interanual) y el aumento del déficit en la balanza de rentas, que creció un 19,5% en tasa interanual.