EDITORIAL

Crece la sociedad digital

La sociedad de la información avanza con fuerza. Pese al retraso relativo respecto a nuestro socios europeos ­la penetración de la banda ancha alcanza el 14,7% de la población, lejos de los países más desarrollados­, la cifra de crecimiento de los accesos de alta capacidad, que en noviembre registró tasas nunca vistas, y los planes de desarrollo de nuevas redes más potentes por los operadores permiten vislumbrar un horizonte de desarrollo social y económico. Elemento clave de este futuro es el papel de Telefónica.

La operadora ultima el lanzamiento de un ADSL a 50 megas, cuyo ritmo de despliegue vendrá condicionado por la regulación que se establezca sobre la obligatoriedad o no de abrir esa red a otros competidores y, en su caso, a qué precios. A Telefónica le corresponde ser el motor de ese salto digital y al regulador, establecer las bases para que ese ancho de banda llegue a la mayor parte de la población.