EDITORIAL

Más accidentes laborales

El índice de siniestralidad laboral de España (6,3 accidentes por cada 100.000 trabajadores) permanece preocupantemente muy alejado de la media europea (4 accidentes por cada 100.00 ocupados). Lo más inquietante es que, a pesar de los esfuerzos para superar este perenne problema, el número de siniestros se incrementó de nuevo en el año que acaba de terminar. En 2006 se registraron 1.033.157 accidentes laborales, un 3,4% más, de los que 1.352 fueron mortales. Esta persistencia de la siniestralidad al alza hace cada vez más difícil el objetivo del Gobierno de acercar los índices españoles a la media europea antes de que acabe la legislatura. Lo alarmante de las cifras y su negativa tendencia deben ser argumento suficiente para que Ejecutivo, empresarios y sindicatos aceleren la aplicación de la estrategia comunitaria de salud y seguridad en el trabajo, sobre la que llevan discutiendo un año.