Rumores

Santander, ¿caballero blanco de BBVA?

Sería posible una fusión entre Santander y BBVA? Sin duda alguna. Pero, ¿es probable? A primera vista, no. Durante los últimos meses la acción de BBVA ha experimentado repentinos repuntes motivados por los rumores sobre la posibilidad de que algún gran grupo bancario tenga interés en la entidad española. En alguna ocasión, incluso, sobre las mesas de operaciones ha flotado el rumor de que Santander iba a lanzar una opa sobre la entidad presidida por Francisco González.

El propio Emilio Botín, preguntado al respecto, ha rechazado de plano esta posibilidad que, sin embargo, no descartan algunas casas de análisis si confluyen una serie de circunstancias.

La entidad alemana Dresdner Kleinwort, en un informe publicado ayer, analiza la probabilidad de una megafusión entre los dos grandes bancos españoles, y la cifra que le sale es un nada desdeñable 27% a favor de la megafusión. Los analistas de Dresdner reconocen que el consenso del mercado lo ve poco probable, pero opinan que esta circunstancia puede suceder sólo si BBVA es opado por un grupo extranjero.

El grupo resultante de la fusión sería el cuarto mayor del mundo

BBVA 4,67 1,46%
SANTANDER 3,71 4,41%

'Citigroup es un candidato posible, pero creemos que Bank of America es un comprador potencial más creíble de activos de banca minorista.', señala la entidad alemana. 'Al margen del candidato extranjero, creemos que Santander podría contraofertar. Aunque una fusión podría ser perjudicial y modestamente dilutiva, Santander puede preferirla a los riesgos de tener un elefante global en su patio trasero'.

Otro escenario que daría pie a una contraopa, aunque menos probable, sería una fusión amistosa de BBVA con un grupo extranjero. 'No creo posible que se produzca una opa amistosa. BBVA es un banco comprador', sostiene Alberto Alonso, gestor de renta variable de Inversis Banco. Es decir, que su vocación es de depredador, no de presa.

El caso es que BBVA es un plato apetitoso. Primero, porque tiene una de las rentabilidades sobre fondos propios (ROE) más altas de toda Europa. Segundo, porque en su accionariado no hay un núcleo duro que pueda vetar la operación. Y tercero, porque adquirir BBVA permitiría al comprador diversificar su balance con una elevada presencia en América Latina.

Según Dresdner Kleinwort, tan sólo los cuatro mayores bancos de mundo -Citigroup, Bank of America, HSBC y JPMorgan Chase- podrían permitirse la compra de BBVA, presumiendo que se paga una prima del 20% o 78.000 millones de euros por la totalidad del grupo español. Al cierre de ayer, la entidad española tenía un valor en Bolsa de 65.392 millones de euros.

Tres de los cuatro grupos bancarios son estadounidenses, lo que supone una ventaja porque el principal riesgo para los resultados de BBVA a medio plazo es el descenso del dólar. Para un banco estadounidense esto no es problema.

'Cualquiera de estos grupos saben que, si lanzan una oferta sobre BBVA, Santander entrará en la puja y la guerra puede ser muy larga. Eso tiene un precio que no todos pueden asumir', afirma Alonso.

El grupo resultante de una fusión entre los dos grupos españoles sería el cuarto más grande del mundo, con una capitalización a cierre de ayer de 153.703 millones de euros.

Los analistas ponen de relieve el papel del Gobierno en caso de una opa extranjera sobre el BBVA, que muy probablemente pondría cortapisas a la operación, mientras que favorecería que Santander ejerciera de caballero blanco y contraopara. 'Los políticos y los medios de comunicación estarían claramente a favor, desde nuestro punto de vista, de mantener un BBVA español', señalan en Dresdner. 'Santander lograría comprar BBVA y ser visto como el protector del interés nacional al mismo tiempo', apuntan.

Candidatos a comprar el banco que preside González

Bank of America

Sólo cuatro entidades podrían costearse una ampliación de capital suficiente, de unos 76.000 millones de euros, como para comprar BBVA, según Dresdner Kleinwort. Bank of America es el candidato idóneo de los analistas, al tratarse de un banco exitoso, bien gestionado y más orientado hacia el negocio minorista. Los rumores de mercado ya apuntan a que podría hacer una compra en Europa.

Citigroup

Citigroup no ha hecho una gran operación en tiempo, y sigue decepcionando en cuestión de costes. Una compra como la de BBVA podría solucionar el problema de crecimiento y de costes. Sin embargo, Citigroup posee Banamex en México, y la compra de BBVA, con la integración de Bancomer, le obligaría a vender Banamex para evitar un rechazo a la operación por parte del Banco Central de México.

HSBC

La compra de BBVA por parte del banco británico HSBC sería difícil de explicar a los accionistas, por cuanto la entidad hace gala de comprar tan sólo activos baratos o en situaciones financieramente comprometidas durante ciclos económicos bajistas. HSBC posee Bital, el cuarto banco de México, por lo que la compra de BBVA Bancomer le obligaría a vender activos en el país.

JPMorgan Chase

El comportamiento de JPMorgan Chase no ha sido muy bueno desde la fusión. Los analistas de Dresdner consideran además que la entidad aún no ha digerido la compra de Bank One, por lo que opinan que no es el mejor momento para una megaoperación en Europa. Para Alberto Alonso, de Inversis, JPMorgan no tiene músculo financiero suficiente para poder comprar BBVA.