Crisis Air Madrid

Air Madrid asegura que todos sus empleados cobrarán la nómina de diciembre

Air Madrid pagará la nómina a todos sus empleados, "absolutamente a todos", han confirmado hoy fuentes de la compañía, aunque no han precisado si los pagos se efectuarán en la primera semana de enero. El presidente en funciones de la Asociación de Trabajadores ATAM, Carlos Paino, exige a la aerolínea que ingrese las nóminas antes del lunes día ocho. De no hacerlo, Paino recomienda a los empleados interponer una demanda por despido.

La aerolínea señaló que a partir del próximo día 5 de enero empezará a pagar las nóminas de los salarios más reducidos, que representan a cerca de 600 personas de una plantilla de 1.300. Carlos Paino subraya que Air Madrid "no concreta fechas" y tampoco determina "qué considera salario más bajo porque no establece un corte".

Las nóminas tendrían que ser ingresadas entre el pasado uno de enero y mañana día cinco. Sin embargo, ningún trabajador cobrará su sueldo de diciembre antes del viernes. El resto de los empleados, cuyos salarios no se consideren reducidos, cobrará a lo largo del mes de enero. "No nos explican por qué unos cobrarán primero y otros no", ha señalado Paino.

Los trabajadores amenazan con demandar a la compañía por despido

A pesar de las palabras de la compañía, el portavoz de la asociación ha insistido en que se trata "más de un deseo y de una promesa que de un compromiso". Por lo tanto, ha subrayado que darán de plazo a la aerolínea hasta el próximo lunes para que se produzcan los pagos. "Les damos tres días para pagar", ha sentenciado. La Asociación recomendará a los trabajadores que el día ocho todavía no hayan cobrado que interpongan "una demanda por despido a Air Madrid en los juzgados de lo laboral".

Carlos Paino ha explicado que desde que el pasado 15 de diciembre la aerolínea decidiese de forma unilateral suspender sus vuelos, existe un plazo de 20 días para interponer una demanda. "Hay un plazo de 20 días y no podemos esperar más tiempo", ha indicado el portavoz.

Recolocación de los empleados

Los empleados ya aseguraron que están dispuestos a reincorporarse "inmediatamente" y volver a operar en una compañía aérea que tenga "otro modelo de gestión, que tenga en cuenta la opinión de los trabajadores y respete y reconozca los derechos de los viajeros". Continúan apelando a la "responsabilidad social" tanto de la compañía como del Ministerio de Fomento para que no primen "los intereses económicos del presidente de la aerolínea sino de los trabajadores" de cara a otros posibles procesos de venta. En este sentido, subrayaron la importancia de que una posible compra "incluya el mantenimiento de los trabajos". Desde la asociación, se insiste en que el interés de los empleados pasa por que la aerolínea "reflote" y por lo tanto exigen "seriedad" tanto el presidente de la misma como desde el Ministerio de Fomento. "Aunque vuele con otro nombre", agregaron.