CincoSentidos

Viajes de ensueño a precios Lidl

Viajes de ensueño a precios Lidl
Viajes de ensueño a precios Lidl

Viajes de ensueño a precios Aldi o Lidl. A partir del 5 de enero los alemanes podrán comprar en los supermercados Aldi paquetes de viajes junto con el pan, la leche y el azúcar. También Lidl ofrece vacaciones en sus estanterías. La industria turística europea busca febrilmente nuevos conceptos para salir de la crisis y enfrentarse a las nuevas tendencias: el boom online y el auge de los viajes cortos decididos espontáneamente. La caída del imperio TUI, el mayor coloso turístico europeo, o el futuro incierto del touroperador Thomas Cook (que será completamente engullido por el grupo comercial germano Karstadt-Quelle) y su compañía chárter Condor reflejan la crisis del viaje organizado. Entre las nuevas estrategias: apostar por el negocio de vuelos y viajes vacacionales baratos y vender productos turísticos en los supermercados.

Aldi ofrecerá en sus 4.000 supermercados viajes del grupo TUI a todo tipo de destinos - desde Austria a EE UU pasando por el clásico viaje vacacional a Mallorca-, a partir de los 199 euros. Y Lidl venderá viajes del segundo gigante turístico europeo Thomas Cook. Es la respuesta a una competencia feroz originada, en parte, por el exceso de oferta generada por las compañías de bajo coste en su estrategia de presión implacable a sus competidores. Asimismo, las nuevas tendencias expresan la nueva polarización del consumo: mientras crecen los segmentos del lujo y del bajo coste, cae la demanda de productos y servicios de precio intermedio.

Según los casi 1.000 agentes y directivos de la industria turística alemana que se reunieron en su convención anual el pasado noviembre en Tenerife, ante la mayor complejidad del negocio turístico actual sólo cabe elaborar estrategias para ganarse el futuro. Hasta ahora, los grandes comercios habían realizado campañas aisladas de venta de vuelos. Air Berlin, la segunda compañía aérea germana, puso una vez a la venta 100.000 billetes de avión a 29 euros en 2.070 supermercados de la cadena barata Penny (del grupo comercial y turístico Rewe), emulando la espectacular campaña publicitaria de los ferrocarriles alemanes (Deutsche Bahn) que vendieron, en pocas horas, más de un millón de billetes de tren en la cadena de supermercados económicos Lidl.

Aldi ofrecerá a través de sus 4.000 tiendas ofertas de viajes a partir de 199 euros

Lo nuevo ahora es que los productos turísticos formarán parte del surtido de los grandes supermercados. Lidl ha anunciado que cooperará con Thomas Cook para vender sus viajes en sus tiendas. Y la compañía de ferrocarriles alemana DB ha iniciado una nueva campaña para vender un millón de billetes a 29 euros a través de la cadena de tiendas de café Tchibo.

Cada vez más clientes adquieren vuelos y reservan hoteles a través de internet. El clásico turista que adquiere el paquete de viaje convencional está perdiendo peso para la industria. Como consecuencia, los operadores online, como Expedia, aumentan su cuota de mercado; y hoteleros y compañías aéreas refuerzan sus ventas directas. 'La competencia por el segmento intermedio del mercado turístico, que ha dejado de crecer, se va a intensificar', afirma Thomas Holtrop, ex presidente del grupo turístico Thomas-Cook. El fenómeno del bajo coste y las ventas online 'han incrementado la sensibilidad del consumidor frente al precio; por lo que los touroperadores deberán apostar por internet y estrategias comerciales multicanal (agencias de viajes, portales propios, etc.).' TUI y Thomas Cook están desarrollando también nuevas fórmulas de organización de viajes (dynamic packaging) capaces de crear con mayor rapidez paquetes turísticos flexibles a partir de los distintos elementos que configuran los viajes. Algo así como viajes a la carta, configurados al gusto del cliente entre miles de posibilidades y al precio del día (como los vuelos de bajo coste). El concepto low cost se extiende a todos los eslabones de la cadena turística. Otro ejemplo de la transformación del sector lo ofrece Neckermann, el tour operador del grupo Thomas Cook, que a partir de ahora venderá paquetes de viaje low cost que incluirán sólo avión y cama. El resto de prestaciones se podrán adquirir como servicios sueltos. Neckermann tanteará la respuesta a los nuevos paquetes turísticos de bajo presupuesto con dos catálogos: España y Portugal y Sol y mar. La idea es que el cliente pague sólo por aquello que realmente desea. Las dos prestaciones básicas, formadas por hotel y vuelo, se complementan con extras que se pueden adquirir por separado: traslados, servicio guía, cóctel de bienvenida, desayuno, etc. También los precios responden al concepto low cost: una semana en uno de los 16 hoteles ofertados cuesta a partir de los 199 euros.

Sol y playa por pocos euros

Viajes de sol y playa baratos al Mediterráneo. Eso es lo que pide la demanda. Y España consolida su posición como primer destino vacacional en el área mediterránea. Los europeos van a seguir viajando por vacaciones al extranjero; pero lo que está cambiando es su sensibilidad frente al precio y su forma de comprar (internet). En el mayor mercado emisor turístico del mundo, el alemán, cada vez importa más la relación entre las prestaciones y el precio. El director del instituto de investigación de ocio BAT de Hamburgo, Horst Opaschowski, teme incluso que el precio gane finalmente el pulso al factor calidad. Tres de cada cuatro alemanes emprenden por lo menos un viaje vacacional al año. Sus destinos preferidos son España (13,5% de los viajes por vacaciones emprendidos), Italia (7,7%), Baviera (7,2%) y Turquía (6,6%). Por otro lado, nadie se gasta tanto dinero por viajes al extranjero como los alemanes: 57.100 millones de euros anuales, según la Unwto. ¿El futuro? Los viajes de salud y belleza; las estancias vinculadas a la práctica de algún deporte; y desplazamientos cortos para visitar ciudades y asistir a eventos musicales o culturales. Para Werner Sülberg, jefe de investigación de mercado de la división turística del grupo alemán Rewe, los cambios demográficos serán decisivos para el turismo europeo. 'Lo vamos a ver muy pronto: cuando empiecen a jubilarse los hijos del baby boom de la postguerra.' Los clientes mayores de 50 años serán el único segmento que crezca hasta el año 2050.

Golf y 'wellness'

¦bull; La otra cara de la moneda: los institutos de investigación turística alemanes pronostican excelentes perspectivas para el mercado de viajes de lujo. Cada vez hay más clientes que piden lo mejor y lo más caro. ¿Quiénes son? En Alemania: los mayores de 50 años con alto poder adquisitivo, las parejas sin hijos y los alemanes que disfrutan de lo conquistado por sus padres durante el milagro económico alemán. Según la prensa especializada, el éxito turístico de Tenerife refleja que uno de los productos que mejor se vende son las vacaciones de cinco estrellas para aficionados al golf, el wellness y la buena cocina. Según FVW, 'el concepto de vacaciones de cinco estrellas de Tenerife funciona mejor que nunca; también en el emisor germano'. La responsable de marketing internacional de la isla canaria, Antje Groch, lo confirma: 'Los hoteles de categoría superior han registrado un 40% más de ocupación en los primeros nueve meses de 2006.'