Turismo

La inestabilidad de Oriente Medio desvía el turismo extranjero hacia España

El gasto total de los turistas extranjeros se situó en 45.247 millones de euros en los primeros once meses del año, "un récord económico para España", según ha explicado hoy el presidente de la Federación Española de Agencias de Viajes, FEAAV, Jesús Martínez Millán. Martínez ha afirmado que el gasto total dejado por los turistas extranjeros en España supone un incremento del 4,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Además, ha anunciado que, "probablemente", también se mejore las cifras de viajeros que volaron a nuestro país con respecto al año 2005, aunque ha subrayado que "no interesa tanto que vengan tantos millones de personas sino que los que vengan se dejen un dinero que compense el gasto".

Para Martínez, España se ha beneficiado "por enésima vez" durante el 2006 de "las incertidumbres de otros países de la rivera mediterránea" y, en concreto, se ha referido al efecto negativo que los conflictos de Oriente Medio han provocado en países "competidores" de España en el mercado turístico como Egipto o Turquía. "España vuelve a verse como un país seguro, un país con todas las garantías. Cuando hay un problema (en Oriente Medio) pues la gente piensa: me voy a España aunque sea más caro", ha explicado.

Nuevas ventajas para el turismo en España

La introducción de la venta de billetes de avión por Internet, las compañías de bajo coste, la liberalización de las compañías aéreas son todas circunstancias que, a juicio del presidente de FEAAV, han contribuido a reducir el precio de los vuelos de avión y a hacer más asequible el turismo. "Antes el avión era muy caro, condicionaba a la gente que decía: me voy 15 días porque el avión me cuesta casi el 50% del presupuesto, hoy el avión es escasamente un 10% del presupuesto", ha señalado.

En este sentido, Martínez Millán ha indicado que "cada vez los turistas vienen menos días, pero más veces". "Antes un turista cogía quince días, y ahora está cogiendo nueve días en verano, pero luego viene cuatro días en un puente y las tarifas aereas tienen mucho que ver con este tema", ha asegurado.

En cuanto al tipo turismo que predominó durante el año 2006, afirmó que los clientes mayoritarios siguen siendo "los europeos" y el lugar predilecto "los lugares de sol y playa", aunque aseguró que "cada vez van creciendo más otro tipos de turismo como el turismo cultural o el turismo interior" y concluyó que España tiene "un gran futuro y una gran tarea por desarrollar" en este terreno.