Automoción

El Gobierno prorroga sólo un año el Plan Prever

El Gobierno propinó el viernes un mazazo a la industria del automóvil. El Plan Prever desaparecerá definitivamente el 1 de enero de 2008, tras 11 años de existencia, y además dejará de cubrir a los coches de más de 2.500 centímetros cúbicos y a los vehículos de segunda mano. El sector reaccionó con rabia ante la noticia.

El Gobierno prorroga sólo un año el Plan Prever
El Gobierno prorroga sólo un año el Plan Prever

La industria de la automoción española esperaba malas noticas del Consejo de Ministros del viernes. Pero no tan malas. El Gobierno decidió que 2007 será el último año de vida del Plan Prever, un programa instaurado en 1994 (primero se llamó Plan Renove y, a partir de 1997, Prever) con el objetivo de renovar el parque automovilístico español.

El nuevo programa elimina, además, la bonificación de 721,2 euros a la que podían optar los usuarios si elegían combustible sin plomo y también deja fuera a los vehículos usados. De esta forma, los titulares de un vehículo que decidan acogerse a este plan -para lo que deberán dar de baja un coche de más de 10 años de antigüedad- recibirán una deducción máxima de 480,8 euros en el impuesto de matriculación.

El Prever se aplicará a los vehículos industriales nuevos de menos de seis toneladas que sustituyan a otro de más de siete años de antigüedad. Los fabricantes o primeros receptores en España de este vehículo podrán deducirse en el Impuesto sobre Sociedades o en el IRPF la bonificación que se le otorga al comprador, pero en ningún caso podrá recibir más de 480,81 euros.

Anfac calificó la reforma de 'error' y de 'innecesaria', y los concesionarios estudian recurrir

La cuestión más polémica en los días previos, la cilindrada a partir de la cual quedarían excluidos los vehículos del Prever, se solucionó finalmente. El Gobierno ha decidido que sea a partir de los 2.500 centímetros cúbicos, 'por su carácter menos respetuoso con el medio ambiente', según la nota emitida por el Ministerio de Economía y Hacienda.

El Ejecutivo argumenta que esta medida para fomentar la renovación del parque automovilístico por coches que utilicen gasolina sin plomo 'ha quedado desfasada' y señala que el impacto inicial del Prever ha sido superado, ya que 'la permanencia de los beneficios fiscales que en él se contemplan tienen poca incidencia sobre los compradores'.

Por otro lado, el Gobierno estima que la retirada de circulación de vehículos antiguos 'debe instarse por medios distintos a los incentivos fiscales'.

La patronal de los fabricantes de vehículos, Anfac, calificó el viernes de 'error' la medida. El director general de la asociación, Luis Valero, tildó de 'inesperadas' y de 'completamente innecesarias' estas reformas. La asociación resaltó en un comunicado que las medidas aprobadas 'no potencian el objetivo principal del Prever que es la eliminación de los vehículos de más de 10 años, ya que son los que más contaminan'. La patronal de concesionarios, Faconauto, fue más lejos y aseguró que estudia presentar un recurso. Según el vicepresidente de Faconauto, Francisco Salazar-Simpson, 'la penalización fiscal de los vehículos más contaminantes debería establecerse sobre bases más objetivas y no sobre determinados modelos, castigando a algunos fabricantes'.

La patronal de los vendedores de coches y recambios, Ganvam, aseguró que con esta decisión no se beneficia al medio ambiente y se perjudica a los poseedores de rentas más bajas, jóvenes e inmigrantes, que tendrán que seguir usando vehículos 'más viejos, más contaminantes y menos seguros'.