Informática

La empresa gallega Blusens planta cara a Apple y Microsoft con sus innovadores MP3

Recibe petición de 55 empresas para comercializar su tecnología en distintos países

La marca de MP3 que más se vendió en España en 2005 no era china, ni japonesa, ni coreana, ni estadounidense. Era gallega. Se llama Blusens, fue creada hace cinco años, pero es ahora cuando empieza a hacerse un nombre. En 2005 vendieron 300.000 reproductores de música portátiles, mientras Sony no llegó a 80.000. Y este año prevé vender unos 600.000 MP3 y alcanzar una facturación de 60 millones de euros, sumando la venta de otros productos propios (DVD, televisores LCD y sistemas de comunicación).

La apuesta de Blusens en 2001 fue, sin duda, muy arriesgada, porque el mercado de la electrónica de consumo estaba y está dominado por marcas multinacionales que conviven con otras locales que se abren hueco a base de 'reventar los precios, como Airis y Supratech', cuenta José Ramón García, cofundador y presidente de la compañía. 'Nosotros buscamos un terreno intermedio: no éramos ni caros ni baratos, y nuestra filosofía de negocio desde el principio estuvo ligada a la innovación y al diseño, que han jugado a nuestro favor'.

El directivo asegura que eran muy ágiles innovando. Y lo siguen siendo. 'Hemos sido los primeros en sacar un MP3 con bluetooth y Wifi', añade, advirtiendo que se han adelantado a la propia Apple y Microsoft. 'A la gente le impresiona no sólo que hagamos MP3 en Galicia sino que consigamos lanzar terminales que no tiene nadie en el mundo. Hasta nuestro proveedor de chips, la empresa estadounidense Sigmatel, ha venido a Galicia porque no se creía que lo hubiéramos logrado'.

Hace cinco años, cuando pusieron en marcha el proyecto, García tenía 29 años y su socio, Miguel Silva, 32. Venían del grupo Mondragón y de Televest, respectivamente, trabajos que no abandonaron hasta dos años después, cuando vieron que su proyecto empresarial tenía futuro. 'Nacimos con un capital social ridículo de 60.000 euros y sin empleados; hoy tenemos ocho sociedades, cuatro en España y el resto en Hong Kong, México, Dubai y Malasia, y somos propietarios de una fábrica en China'.

El 95% del grupo está en manos de estos dos emprendedores y el 5% restante pertenece a otros socios minoritarios 'amigos nuestros', comenta García, que asegura que ahora les llueven las ofertas de grandes inversores, aunque de momento, dice, no tienen interés en deshacerse de ningún paquete accionarial.

Los secretos del éxito de Blusens, que hoy vende 20 modelos de MP3, han sido varios. Inicialmente subcontrataron procesos que no les aportaban valor, pero que sí les limitaban su estructura. 'Diseñábamos y definíamos los productos y luego tres compañías chinas nos ensamblaban los equipos. Así, sin fábricas propias, éramos capaces de tener factorías con centenares de personas a nuestra disposición'.

Pese a todo, la firma gallega sabía que necesitaba dinero 'porque las fábricas asiáticas no financian como en Europa a 90 días, y para cualquier fabricación necesitas un mínimo de 1,5 millones de euros', añade García, que cuenta cómo él y su socio consiguieron 300.000 euros de BBVA y otra cifra igual de Banesto. Y todo sin tener aval de nadie, 'simplemente con nuestras nóminas y enseñándoles el proyecto'. Con esos 600.000 euros hicieron su primera fabricación. Hoy tienen 12 bancos y han juntado 29 millones de euros en pólizas de créditos, con los que se financian.

Todos los procesos de la empresa (el I+D, el desarrollo de productos, el marketing...) se hacen en España, salvo el ensamblaje de los equipos que se realiza en China, donde hoy tienen 250 empleados (80 en España). Pero quizás su principal secreto esté en su rapidez en el diseño, la fabricación y la flexibilidad ante las demandas de sus clientes. A Blusens se le compara con Inditex, por la capacidad de ésta para ver las tendencias y luego ser capaz de poner la ropa en 15 días en las tiendas. 'Su logística es muy rápida, como la nuestra', comenta García. 'Nosotros somos capaces de sacar hoy a las nueve de la mañana mercancía de nuestra fábrica en China y tenerla, por el cambio de horario, a las cuatro de la tarde del mismo día en Barcelona'. La firma gallega tiene contratados aviones que hacen cargas directas desde el país asiático a la ciudad condal, cada miércoles y sábado.

'El factor tiempo es mucho más importante que la diferencia que pagamos por las cargas directas, porque si no, pierdes mercado y rapidez'. Según García, en seis meses, los productos de electrónica de consumo cambian, y aquí gana el que primero llega. 'Cuando estamos todos ya no hay márgenes para nadie'. La firma tardó 30 días en el proyecto de I+D de su MP3 con bluetooth, el Blusens G12. 'Somos muy rápidos en diseño, prototipaje de equipos y en su industrialización. Nuestra fábrica tiene capacidad para escupir medio millón de MP3 al mes si es preciso'.

Blusens dedica el 10% de sus ventas a I+D y el 5% a marketing, ha crecido en ingresos un 300% anual en los últimos tres años y está presente en 6.000 puntos de venta de los 8.000 que hay en España. Su nuevo MP3 con Wifi incluye en su precio (199 euros) un año gratis de conexión Wifi y permite, además de acceder a una plataforma para bajarse música, conectar con otros terminales.

China, palanca para la expansión exterior

Los ejecutivos de Blusens han puesto en marcha una innovadora fórmula de internacionalización. Este avance no tiene su sede en España sino en China. La compañía ha constituido la filial Blusens China, a su vez propietaria de una fábrica, que no produce sólo para la propia empresa española sino también para otros clientes.

Estos últimos pueden introducir sus propias marcas en los productos de la firma gallega y, además, se hacen cargo de los costes de posventa. Eso sí, los compradores de los dispositivos se comprometen a indicar que el equipo lleva tecnología Blusens. La firma española corre el riesgo de perder su marca en algunos mercados, si bien sus directivos dejan claro que la fórmula sólo se usará en países donde no tiene intereses directos, como España, México y Oriente Próximo. 'En la medida que entremos nosotros en nuevos países, cambiaremos de método e introduciremos nuestra marca'. Blusens asegura haber recibido ya peticiones de compra de su MP3 con bluetooth desde 55 países.