Encuesta

Los gestores descartan un escenario de recesión en 2007

La economía se desacelerará en 2007 y los beneficios se deteriorarán. Pero no hay que alarmarse. El escenario de recesión está descartado y los expertos apuestan por la Bolsa como mejor estrategia de inversión. Es el resultado de la encuesta mensual de Merrill Lynch a gestores de fondos.

Ricitos de oro. Ese es el escenario que manejan los gestores de fondos para el año que viene. Los economistas, muy amigos de los seudónimos, pusieron este término de moda en los años noventa para definir el estado global de la economía: ni demasiado caliente como para generar inflación, ni demasiado frío como para provocar una recesión. La metáfora es clara: en el cuento popular, Ricitos de oro prueba de tres tazones de leche, hasta encontrar el que ni le quema los labios, ni está demasiado frío.

Un 61% de los encuestados por Merrill Lynch considera que la economía está en la parte final del ciclo. Pero preguntados sobre el alcance de la desaceleración económica, sólo un 5% pronostica una fuerte debilidad, mientras que el 63% anticipa una ligera corrección. Un 83% considera improbable la posibilidad de una recesión.

A este escenario benigno contribuye la percepción de que un 70% de los encuestados considera que la política monetaria actual es, en términos generales, la apropiada. Si en noviembre, la diferencia entre los que apostaban por tipos de interés más altos a 12 meses vista, frente a los que preveían tipos más bajos arrojaba un saldo neto del 13% a favor de un incremento del precio del dinero; ahora la situación se ha invertido y el balance neto es favorable en un 4% para los que esperan tipos más bajos. Sólo un 36% espera que el precio del crédito aumente ligeramente en los próximos 12 meses, es el porcentaje más bajo en varios años.

La Fed de EE UU ha aplicado 17 subidas de tipos consecutivas en EE UU entre junio de 2004 y junio de 2006, llevando el precio del dinero al 5,25% actual, donde se ha mantenido en las últimas cuatro reuniones. Por su parte, el BCE ha llevado el precio del dinero desde el 2% de noviembre hasta el 3,5% y los analistas aún esperan que el BCE prosiga su política alcista de tipos hasta llegar a niveles del 3,75% o el 4%.

Un dato significativo es que únicamente un 2% da una probabilidad elevada a que los beneficios empresariales vuelvan a registrar unas tasas de crecimiento superiores al 10%, mientras que más de la mitad de los entrevistados, un 55%, juzga poco probable que los beneficios empresariales lleguen a alcanzar una tasa de crecimiento del 10%. De hecho, un 57% de los gestores consultados por Merrill Lynch opina que los beneficios se deteriorarán ligeramente, frente al 20% que apuesta justamente por lo contrario.

En cualquier caso, sólo un 12% de los expertos juzgan que las Bolsas están sobrevaloradas y la apuesta es por las acciones frente a los bonos. Por regiones, la zona euro y EE UU vuelven a ser la favoritas, con un 24% de los gestores deseando sobreponderar ambas regiones en los próximos 12 meses.