_
_
_
_
_
Electricidad

La subida de la tarifa eléctrica no será igual para todas las familias

El vicepresidente del Gobierno avanzó ayer que el Ejecutivo no ha tomado ninguna decisión sobre la subida de las tarifas eléctricas para el próximo ejercicio, aunque apuntó que el objetivo final sigue siendo el de aproximar los precios de la energía a los costes reales en cada momento.

Solbes señaló que las tarifas no necesariamente tienen que ser las mismas para todos los consumidores domésticos, 'ya que variarán en función de los ingresos o de la potencia contratada'. Así, apuntó que las tarifas eléctricas subirán en torno al IPC para la media de los consumidores domésticos, aunque no precisó cuál será el incremento para los grandes consumidores. Según Solbes, la regulación heredada de los anteriores gobiernos del Partido Popular, que decidieron congelar en un 2% las subidas de tarifa que podían aplicar las compañías eléctricas, no era la óptima, lo que se ha traducido 'en un mercado menos atractivo y en que numerosos operadores han vuelto a acogerse a la tarifa regulada'.

La reordenación del mapa energético en Europa fue otro de los asuntos en los que Solbes se mostró tajante. Ante la pregunta de si era partidario de tener un sistema eléctrico liderado por empresas grandes, el vicepresidente económico indicó que todo depende del modelo por el que se opte. 'Si todos los países optan por modelos de grandes empresas, todos tendremos que optar por esa vía, aunque éste no es el modelo que necesariamente garantiza más competencia', matizó.

Solbes aseguró que una gran parte de las potencias de la zona euro han optado por modelos energéticos diferentes para introducir competencia. Así, señaló que el Reino Unido ha apostado por la liberalización absoluta para introducir competencia de verdad, 'teniendo empresas relativamente pequeñas', apuntó. A su juicio, este modelo ha funcionado, ya que se ha mantenido un coste relativamente bajo de la energía, gracias a que ese país dispone de recursos naturales energéticos importantes. En el otro lado, el vicepresidente puso como ejemplo otros países 'que todo el mundo tiene en la cabeza' (en clara alusión a Francia) que han apostado porque una gran empresa pública sea la que ejerza el dominio sobre el sector, lo que en teoría serviría para introducir competencia en el sector, 'aunque no ha sido así en la práctica', señaló Solbes.

A su juicio, no existen en la actualidad modelos intermedios en los que se intente buscar una situación de una cierta competencia, por lo que consideró que la opción española 'es la peor de todas porque no vamos ni hacia un modelo ni hacia otro', aseguró el vicepresidente. 'Nosotros ni hemos decidido tener una gran empresa ni tampoco tenemos una gran posición, por lo que las empresas que están en el mercado pueden ser compradas por cualquiera', lamentó.

Cajas de Ahorros. 'Solvencia antes que rentabilidad'

El vicepresidente económico quiso aprovechar la ocasión para transmitir un mensaje de apoyo a las cajas de ahorros, al incidir en las diferencias existentes entre estas entidades y las cajas de ahorros de otros países europeos como las alemanas, ya que algunas pueden recibir ayudas públicas, algo que no sucede en el caso de las españolas. Pedro Solbes también alabó el papel que han desempeñado las cajas. 'Han ayudado a mantener la competencia' en España.Pero el ministro quiso dar una de cal y otra de arena, al recomendar a las cajas que opten siempre por la solvencia frente a la rentabilidad. 'Las cajas tienen que buscar siempre activos absolutamente solventes antes que ir en busca de la rentabilidad', declaró.Insistió en que 'tiene sentido que estas entidades inviertan sus recursos en algún tipo de actividad o participación siempre que lo hagan por razones técnicas, con suma prudencia'. Pero, aunque mantiene que las cajas pueden invertir en alguna empresa que mejore su rentabilidad, considera que no deben 'entrar en la creación de grandes núcleos industriales de tipo especulativo'.Defiende que deben mantener su obra social, pero 'su actividad principal es la financiera'. Y dice que es conveniente que se sometan a la disciplina del mercado. Ante todo por sus características especiales, con reglamentaciones diferentes dependiendo de la región de origen.El vicepresidente cree que la disciplina del mercado puede evitar que se planteen futuros problemas en Europa. Citó las cuotas participativas (instrumento similar a la acción, pero sin derechos políticos), y a otras posibles fórmulas, caso del proyecto de La Caixa de crear un grupo con su cartera industrial y sacarlo a Bolsa. Solbes piensa que esta vía es positiva y supone 'un cierto avance'.

Choque entre normas europeas

Una gran parte del discurso de Solbes se centró en la actual situación del mercado eléctrico español, pendiente de conocer si triunfa la oferta de compra española (Gas Natural) o la alemana (Eon) sobre Endesa. En su opinión, se han producido situaciones particulares en los últimos meses, con contradicciones entre normas verticales, como las interconexiones eléctricas entre países, y las horizontales, como los procesos de concentraciones empresariales. 'Una empresa pública extranjera puede comprar una privada española, pero ésta no se puede fusionar con otra privada nacional, porque incurriría en una posición dominante', señaló.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_