Tipos de interés

El mercado de divisas apenas reacciona

La subida de tipos de interés anunciada ayer por el BCE apenas tuvo efecto en el mercado de divisas. El euro, tras varias semanas de fuertes subidas, se movió en tierra de nadie. Y a última hora de la tarde se intercambiaba por 1,329 dólares.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, bajó las estimaciones de inflación para el próximo ejercicio, una noticia que se recibió con cierto optimismo en el mercado al entenderse que la inminencia de nuevas subidas de tipos de interés no será necesaria.

La autoridad monetaria estima que los precios subirán entre el 1,5% y el 2,5% el próximo ejercicio, una horquilla que contrasta con la barajada para este año entre 2,1% y 2,3%. La estimación anterior del BCE para 2007 también era superior y estaba situada entre el 1,9% y el 2,9%.

La tranquilidad del mercado de divisas ayer se entendía también en parte por la expectativa que generan los datos de empleo de noviembre en EE UU que se conocerán hoy. Está por ver si las cifras muestras que la economía estadounidense está lo suficientemente fuerte para que la Reserva Federal mantenga los tipos de interés más tiempo del previsto. La previsiones apuntan a la creación de 100.000 puestos de trabajo.

El euro, en cualquier caso, ha repuntado de 1,25 a 1,329 desde mediados de octubre ante la expectativa de que el diferencial de tipos de interés entre EE UU y Europa disminuya. La divisa europea se ha situado así a un 2,67% del máximo histórico de 1,36 que alcanzó a finales de 2004.