Mercados

El Ibex sube el 2,7% en dos días y recupera los 14.000

La inesperada firmeza demostrada por la actividad del sector servicios de EE UU, que, a la postre, viene a representar dos tercios de la economía americana, sirvió ayer de argumento para justificar otro día de fuertes compras en las plazas financieras. El Ibex fue uno de los que mejor se comportaron en Europa; ganó un 1,34% y concluyó en 14.032,5 puntos.

El máximo histórico vuelve a estar a la vuelta de la esquina. El Ibex ha subido 371,9 puntos (un 2,7%) entre el lunes y el martes. Otro aumento de una entidad similar y el selectivo ya estaría haciendo una nueva marca récord (el techo está de momento en los 14.294,6 puntos alcanzados el 22 de noviembre). Santander (1,67%) y Telefónica (1,57%) fueron los dos valores que dieron aire ayer a la Bolsa y permitieron que el índice bursátil de referencia en España concluyese el día en 14.032,5 puntos, una revalorización del 1,34%.

El volumen de la Bolsa fue elevado. Los bloques y las operaciones especiales (acuerdos pactados fuera del mercado) hicieron que la negociación del continuo ascendiese a más de 5.200 millones. Aunque está por ver que la pujanza se mantenga el resto de la semana, teniendo en cuenta que hoy y el viernes serán festivos. Por otra parte, estos avances se han conseguido al precio de un incremento de la volatilidad, que aumenta el riesgo de futuras caídas.

'Hay mucha liquidez en el mercado y eso hace que el fondo del mercado siga siendo positivo', confirma José Ramón Sánchez Galán, de Renta 4. 'Nuestra recomendación es mantenerse en el mercado para llevarse alguna alegría de cara a las últimas sesiones que quedan en el año', aconseja Sánchez Galán. Aunque esta firma de valores tiene una visión positiva sobre la renta variable, su expectativa es que el Ibex concluya 2007 en un entorno de 14.500 a 14.600 puntos, lo que limita notablemente el potencial alcista del Ibex, que este año lleva encima una ganancia del 30,7%, más del doble que el resto de Europa, salvo el Dax de Fráncfort (17,8%).

El buen tono de ayer no fue exclusivo del parqué madrileño.

De hecho, el Dax registró un alza del 1,23%; el Cac de París, un 1,2%; el S&P MIB de Milán, un 0,63% y el Footsie de Londres, un 0,6%.

El argumento para la oleada de compras fue la publicación del índice de actividad no manufacturera de EE UU, es decir, del sector servicios, que se situó en noviembre en 58,9 puntos frente a los 57,1 de octubre. Una lectura por encima de 50 puntos indica expansión y los inversores están ávidos de buenas noticias que soporten la fuerte dirección alcista de la Bolsa. Curiosamente, Wall Street no acogió muy bien el dato. Los mercados abrieron a buen ritmo, pero éste se agotó pronto y, al final, el Nasdaq mejoró sólo un 0,16%; el S&P 500, un 0,4% y el Dow Jones, un 0,39%. La fortaleza del sector servicios ofrece una lectura inversa: que la Reserva Federal no tendrá ahora tanta prisa en bajar los tipos de interés desde el 5,25% actual.

Factores a seguir

La volatilidad regresa a la renta variable

El Ibex ha regresado a cotas de volatilidad superiores al 16%, según datos facilitados por Bolsas y Mercados, tras algo más de tres meses por debajo de ese nivel. 'Hemos visto un periodo de baja volatilidad, provocada por el hecho de que los resultados empresariales estaban por encima de lo esperado. Ahora los datos macroeconómicos están dando señales contradictorias', explica Jesús Muela, de GVC.

La permanente amenaza del precio del petróleo

La cotización del barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, ha descendido unos 15 dólares desde los máximos históricos de agosto (prácticamente un 23%), pero se mantiene por encima de los 63 dólares, un precio impensable hace poco más de 12 meses. A pesar de que no hay ningún factor que amenace el suministro de crudo a corto plazo, el barril se mantiene unos seis dólares por encima de los precios de hace un año.

Senda alcista en los tipos de interés del BCE

La autoridad monetaria europea llevará a la práctica mañana la que será su sexta subida de los tipos de interés en un año. Lo que el mercado descuenta es que el precio del dinero pase ahora del 3,25% al 3,5%. Pese a los llamamientos de los Gobiernos de la zona euro, el BCE mantiene el mensaje de que hay seguir encareciendo los tipos. La expectativa es que el precio del crédito llegue el año que viene al 4%.