Revista de prensa

Los devaluacionistas

Con la reciente debilidad del dólar contra el euro y otras monedas, vuelven las quejas habituales (...). Es decir, el grupo que lleva tiempo pensando que el dólar debe ser devaluado por culpa del gran déficit comercial de EE UU declara que ese día al fin ha llegado. El hecho de que el dólar se haya mantenido durante años a pesar del déficit no parece importarle a esa sabiduría convencional.

Nuestro punto de vista es más simple: cuando la política económica de EE UU parece que puede cambiar a peor, los activos en dólares pierden parte de su encanto. Cómo por ejemplo, cuando la nueva mayoría demócrata en el Congreso habla de subir los impuestos sobre las plusvalías (...). O cuando la política monetaria de EE UU acepta más inflación (...). Coincidimos con los devaluacionistas en una cosa: hay que reducir el margen de error de la política económica de EE UU (...). El euro ha emergido como una potencial moneda de reserva alternativa.

Son buenas razones para que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, diga, como hizo el martes, que un dólar fuerte está 'claramente en el interés de nuestro país'. El presidente de la Reserva Federal, Ben Barnanke, también tuvo razón al decir que la inflación está demasiado alta (...). El destino del dólar está sobre todo en las propias manos de EE UU.