Automoción

La fábrica de Figueruelas trabajará al 100% de su capacidad este ejercicio

La positiva evolución de las ventas del Meriva y del nuevo Corsa posibilitará que la planta de Figueruelas (Zaragoza) trabaje al cien por cien de su capacidad productiva (450.000 vehículos anuales) en 2007. Incluso podría superarse esta cifra y alcanzar los 455.000 coches, en virtud del acuerdo de flexibilidad suscrito entre la empresa y los trabajadores hace unos meses.

Pedro Bona, miembro del Comité Europeo por UGT, señaló a Cinco Días que 'la cúpula de General Motors ha apostado decididamente por Figueruelas, a la que considera la joya de la corona de la compañía. Se ha asignado una capacidad productiva del ciento por ciento, frente al resto de las plantas, que oscilan entre el 50% y el 70% de capacidad. A mediados de diciembre, está previsto reimplantar el turno de noche en la fábrica aragonesa.

Según los datos facilitados por la empresa a los representantes sindicales, los pedidos del nuevo Corsa superan ya las 150.000 unidades, mientras el Meriva atraviesa por uno de los mejores momentos de su comercialización. Ambos modelos son fabricados en la planta zaragozana y a ellos se unirá, a partir de febrero de 2007, la furgoneta Combo que anteriormente se producía en la factoría de Azambuja (Portugal). Esta planta fue cerrada por decisión empresarial.

La empresa presentó ayer sus nuevos modelos ecológicos, cuyo éxito ha contribuido a un balance que puede alcanzar los números negros este año.

En la reunión del Foro Europeo de Empleados (en el que participan al 50% representantes de la empresa y de los trabajadores), celebrado en Rüsselsheim (Alemania), el presidente del comité Europeo, Klaus Franz, destacó la labor desarrollada por el veterano ugetista Fernando Bolea, que abandona sus cargos por su jubilación.

Franz destacó que Bolea 'contribuyó decisivamente a la potenciación de Figueruelas y al feliz desenlace en la adjudicación del Meriva'. Una visión que fue respaldada por los máximos dirigentes europeos de la empresa automovilística.

Bolea subrayó a este periódico que 'este reconocimiento compensa sobradamente los duros momentos vividos hace unos meses'.

Difícil acuerdo sindical

La reunión del pleno del comité de empresa de Figueruelas, celebrada ayer, se cerró sin acuerdo para actuar conjuntamente en el tema de las externalizaciones. Cada uno de los sindicatos defendió su propuesta individual, poniendo de relieve que, tras las últimas elecciones, resulta muy difícil alcanzar puntos de consenso.

La CGT, se ha convertido en la segunda fuerza, después de UGT, tras las recientes elecciones. Mientras la segunda ha optado habitualmente por la negociación, CGT se ha distinguido por la dureza en sus reivindicaciones.