Gobierno corporativo

Un estudio detecta deficiencias en la información que reciben los Consejos de Administración

Tienen en sus manos el devenir de las empresas, analizan, rechazan o aprueban fusiones o ampliaciones de capital, pero los miembros de los Consejos de Administración de las principales empresas españolas no están tan bien informados sobre la compañía como deberían, o, al menos eso revela el primer informe sobre el tema elaborado por el Instituto de Empresa y la consultora Everis y en el que han participado miembros de los Consejos de 60 grandes empresas españolas, entre las que se encuentran la mayoría de las integrantes del Ibex 35.

De acuerdo con el informe los consejeros reciben mucha información sobre la compañía, pero la mayoría es de carácter financiero y contable, y la reciben con poca antelación, mal estructurada y sin apenas datos de carácter estratégico. Además, dedican mucho más tiempo a analizar decisiones del pasado que a prever posibles acciones de futuro. De hecho, y según Tomas Garicano, uno de los autores del estudio, en un 33% de las empresas los consejeros sólo reciben información del pasado de la compañía y en un 66% se dedica más tiempo a mirar atrás que a analizar el futuro.

Pero no es sólo eso. Aunque en los Consejos se analizan periódicamente temas estratégicos, sus integrantes no reciben información suficiente en este punto. “La mayoría de las empresas, el 70%, coincide en que la información que recibe sobre riesgos tecnológicos, de reputación corporativa es claramente insuficiente”, añade Garicano.

Tampoco saben demasiado de temas como la marca, los aspectos de I+D+i, la gestión del conocimiento o el clima laboral. “Más del 65% de las empresas estudiadas ha declarado no recibir información sobre temas relacionados con los recursos humanos como la rotación o la formación que reciben los empleados”, explica Garicano.

Para Ivan Ruíz, gerente de Evertis, los datos obtenidos confirman las preocupaciones que les llevaron a plantear el estudio. "Muchos escándalos corporativos residen en la falta de información de sus consejeros. Es esencial que los encargados de supervisar y aprobar la gestión de la empresa cuenten con la mejor información sobre ella y nos daba la impresión de que no era así."

Cómo mejorar la situación en tres pasos

Para mejorar las deficiencias detectadas, el estudio ofrece también algunas recomendaciones. Lo primero, es realizar una revisión de la información que recibe el Consejo de Administración de la empresa para identificar los fallos y ponerse manos a la obra con las mejoras necesarias. Después, fijar un modelo de información que recoja cuatro ámbitos: estrategia, negocio, riesgos y normativas. Y por último, sería bueno sistematizar el contenido y la periodicidad de publicación de estos informes para mantener así bien documentados a los consejeros.

Tomas Garicano es aún más preciso. "Deberían ser informes de unas 20 páginas, claros, con mucha información gráfica y los consejeros deberán tenerlos, al menos, dos semanas antes del Consejo. En el fondo, el Consejo es esencial para la empresa y habría que esforzarse para que contará con la mejor información posible", concluye.