Banca

Vañó deja Aresbank y se elige un nuevo consejo

Aresbank ya ha recibido la inyección de capital necesario para volver a realizar su actividad tradicional de banca. El jueves, la junta de accionistas realizó una operación acordeón por la que absorbió los 7,9 millones de euros de pérdidas que tenía el banco, y se amplió su capital en 90 millones de euros, hasta situar sus recursos propios en 100 millones, necesarios para poder restablecer su actividad.

La inyección de capital ha sido suscrita por Libyan Foreign Bank, con lo que su participación en Aresbank se eleva al 76,42%. Tenía el 30,66%. Kuwait Investments también ha decidido continuar en el capital del banco al quedarse con el 23,16% del mismo. Antes de la ampliación controlaba una participación similar a la de Libia.

Crédit Populare d'Algerie, que controlaba el 4,11% de Aresbank, queda ahora con una participación marginal del 0,42% al no acudir a la ampliación de capital.

En esta junta BBVA, Sabadell, Santander y SEPI hicieron oficial su salida de Aresbank, donde controlaban el 34,6% de su capital, participación que han vendido a Libia. Aresbank también procedió el viernes en consejo a cambiar su cúpula. Luis Vañó, de 77 años de edad, ha dejado su cargo de presidente.

Le ha sustituido el hasta ahora director general Juan Carlos Montañola, como presidente ejecutivo. Vañó no era ejecutivo. Ahmed Aburkhis, director general adjunto ha sido ascendido a consejero delegado. También se han incorporado tres consejeros independientes españoles: Julio Álvarez, que proviene del sector de auditoría, Carlos Quinder, un industrial de Barcelona, y Amado Subh, que fue hace años un empleado de Aresbank.

Un banco árabe

¦bull; Pese a haber realizado un cambio de accionistas y de parte del consejo, Aresbank mantendrá su actividad que dio origen a su creación hace 31 años: fomentar las relaciones comerciales y la cooperación económica entre España y los países árabes.