Actividad económica

El déficit comercial alcanza los 66.000 millones pese a la mejora de las exportaciones

Las ventas crecen el doble que en 2005

La recuperación de las exportaciones en lo que va de año está conteniendo la hemorragia del sector exterior. Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el déficit comercial acumulado hasta septiembre suma 66.115 millones de euros, un 16,6% más que en los nueve primeros meses de 2005. Sin embargo, el ritmo de incremento del agujero es prácticamente la mitad que el año pasado, cuando crecía al 30,7%.

El dinamismo de la demanda interna mantiene el tirón de las importaciones, que, tras crecer un 13% interanual entre enero y septiembre, sumaban 191.088 millones de euros. Lejos quedan los 125.000 millones de euros en exportaciones, que crecieron un 11,1% en términos reales. Con todo, se trata de un crecimiento notable, sobre todo si se compara con el pírrico 4,8% que crecieron las ventas al exterior un año atrás.

Con todo, si nos atenemos a las cifras únicamente del tercer trimestre se observa una ralentización de las exportaciones, cuyo ritmo de crecimiento tocó techo entre enero y marzo. Si se toma en cuenta sólo el mes de septiembre, los ritmos de crecimiento del comercio exterior sufren una clara moderación: las exportaciones apenas crecieron un 4,3% respecto a septiembre de 2005, mientras las importaciones lo hicieron un 5,4%.

El principal sector exportador de la economía española, con un 21,8% del total, es el de los bienes de equipo, cuyas ventas tuvieron un incremento del 14% en términos nominales en los nueve primeros meses del año. Un comportamiento muy distinto del registrado por los dos siguientes sectores por importancia cuantitativa: el del automóvil apenas creció un 2,7% (gracias a los componentes, pues el valor de las ventas de vehículos terminados cayó un 1,8%), mientras que el de alimentos aumentó un 7,2% nominal.

En cuanto a las importaciones, el mayor crecimiento se situó, una vez más, en los productos energéticos: ocupan el 16,1% de las compras entre enero y septiembre, periodo en el que crecieron un 32,1%. El primer sector por volumen, los bienes de equipo, registró un incremento del 9,2%.

Más ventas a América

El reparto geográfico de las exportaciones deja ver comportamientos todavía asimétricos: pese a la relativa mejora de su economía, las ventas a la zona euro crecieron sólo un 7,1%, mientras que las ventas a América lo hicieron a un ritmo superior al 20%.

El secretario de Estado de Comercio y Turismo, Pedro Mejía, destacó ayer en rueda de prensa que el ritmo de crecimiento del déficit comercial es 'bastante inferior' al del año pasado, debido al avance 'muy superior' de las exportaciones. Mejía pronosticó que, 'de confirmarse la tendencia, podríamos terminar el año con el mayor crecimiento de exportaciones desde 2000', informa Europa Press.

La tasa de cobertura se reduce al 65,4%

El mejor comportamiento relativo del sector exterior no debe ocultar que, en términos absolutos, sigue habiendo un claro desequilibrio entre las exportaciones y las importaciones. Una buena medida del mismo es la tasa de cobertura, cociente entre las primeras y las segundas.

Entre enero y septiembre se ha situado en el 65,4%, lo que significa que el valor de las ventas al exterior no llega a dos tercios del de las compras. La tasa de cobertura mantiene una trayectoria claramente descendente en los últimos años, aunque, igual que en el déficit comercial, el empeoramiento se está ralentizando. Así, hace tres años la relación era del 74,6% (es decir, se vendía por valor de tres euros por cada cuatro que se compraba fuera); en 2004 cayó al 70,5%, y el año pasado quedó en el 66,4%, solo un poco más que entre enero y septiembre.