Caída

La volatilidad remite en las Bolsas

Los expertos temen no obstante que anticipe una corrección.

El último tirón que han experimentado los mercados se ha producido con una caída de volatilidad. Los indicadores que miden los altibajos muestran que tanto en Estados Unidos como en Europa la evolución reciente de las Bolsas se ha producido sin demasiada brusquedad.

El índice VDAX de volatilidad, basado en los precios que se pagan por la opciones sobre el índice Dax, ha caído recientemente a mínimos de 11 meses. Una tendencia que también se ha sentido en Estados Unidos. El índice SPX Volatility, aquel que refleja los precios de las opciones del S&P 500, ha caído a niveles no vistos en 13 años.

Algunos expertos consideran que la caída de la volatilidad sugiere que el sentimiento de mercado es muy positivo, pero reconocen que también puede ser un síntoma que implique la cercanía de una corrección.

La volatilidad baja 'sugiere que los inversores están demasiado confiados', comentó Ian Sahrman, gestor de Royal London Asset Management.

En el pasado, de hecho, las caídas de volatilidad se han visto sucedidas por periodos de ventas en las Bolsas. Algo que ocurrió por ejemplo en mayo de este ejercicio o en 2001.

Los expertos, no obstante, también recuerdan que de momento los resultados récord de las empresas son un soporte para las Bolsas.