Mercados

Nasdaq puja fuerte por la Bolsa de Londres

El mercado estadounidense Nasdaq lanzó ayer una nueva oferta por la Bolsa de Londres, ocho meses después de que London Stock Exchange (LSE) rechazara una oferta de compra a 950 peniques por acción. Nasdaq ha elevado su oferta un 31%, hasta 1.243 peniques, pero el consejo de LSE considera que es insuficiente.

Nasdaq, el mayor mercado bursátil electrónico de Estados Unidos, anunció ayer que ha lanzado una oferta por el 100% de London stock Exchange, el operador de los mercados británicos, a un precio de 1.243 peniques por acción. La oferta, en metálico, valora la compañía en 2.700 millones de libras, unos 3.969 millones de euros.

Es la segunda vez este año que Nasdaq intenta la compra de LSE, después de que en marzo los accionistas del mercado británico rechazaran otra oferta del mercado estadounidense a 950 peniques por acción, un 31% menor. Nasdaq ha tenido que esperar seis meses, según la legislación británica, para poder lanzar otra oferta por LSE.

Existe una diferencia sustancial entre la oferta de marzo y la actual, y es que Nasdaq es en la actualidad el mayor accionista de LSE, con una participación del 28,8%. El mercado estadounidense ha estado comprando acciones en los últimos meses en el mercado. Ayer anunció que ha comprado un paquete de 7,1 millones de acciones al fondo de inversión Scottish Widows Investment Partnership hasta alcanzar el 28,8%.

El precio de la oferta lanzada ayer es el mínimo exigido por la legislación británica, ya que es el precio más elevado al que Nasdaq ha comprado títulos de LSE en el mercado. Las acciones de la Bolsa de Londres subieron ayer un 5,99% y cerraron a la altura de 1.291 peniques, un 3,86% sobre la oferta de Nasdaq. La acción se ha revalorizado un 108,21% desde el 1 de enero ante la especulación sobre su compra.

En un comunicado emitido ayer, LSE rechaza la oferta de Nasdaq y utiliza para justificarlo el mismo argumento que utilizó en marzo: que la oferta 'infravalora sustancialmente la compañía y no refleja su posición estratégica única y el buen momento operacional y de fortaleza de los beneficios del negocio'.

En ese mismo comunicado, el presidente de LSE, Chris Gibson Smith, rechaza la propuesta de Nasdaq de celebrar una reunión entre ejecutivos de ambas compañías. 'Dada la visión unánime del consejo sobre la oferta final de Nasdaq, he rechazado la petición de celebrar una reunión', explica.

Nasdaq no elevará la oferta salvo por recomendación del consejo de LSE o en caso de que aparezca una oferta competidora. En el mercado se especula con la posibilidad de que Euronext, el operador de las Bolsas de París, Ámsterdam, Bruselas y Lisboa, lance una contraopa sobre el mercado británico. No obstante, portavoces de Euronext señalaron ayer que la compañía no comenta rumores.

La de ayer es la cuarta oferta de compra que rechaza LSE en los últimos meses. A las dos de Nasdaq hay que sumar una del banco australiano Macquarie y otra de Deutsche Börse.

Standard and Poor's puso ayer en vigilancia la calificación de Nasdaq, con sesgo negativo.

Un sector marcado por la competencia y la concentración

El sector de los operadores bursátiles ha demostrado ser muy volátil. Las expectativas de concentración mediante fusiones y adquisiciones han guiado las cotizaciones en los últimos meses, lo que explica la subida del 108% que acumula LSE en el año, el 100% que gana Euronext o el 45% de Deutsche Börse.

Sin embargo, las acciones cayeron la semana pasada, cuando un grupo formado por los principales bancos del mundo anunció la creación de una plataforma de negociación de activos paralela a la de las Bolsas tradicionales. æpermil;ste es uno de los riesgos para el negocio que conlleva la directiva de instrumentos financieros (Mifid), la cual entra en vigor en noviembre de 2007.