Inmobiliaria

Codorníu vende por 33 millones su sede a la hotelera Catalonia

La modernista sede de Codorníu en el centro de Barcelona se convertirá en un hotel de cuatro estrellas a partir de mediados del próximo año. La elaboradora de cava catalana había jugado al despiste desmintiendo en varias ocasiones que su cuartel general, ubicado en Gran Vía junto al paseo de Gracia, estuviera en venta. Sin embargo, la compañía propiedad de la familia Raventós llegó el pasado viernes a un acuerdo para vender sus oficinas a la cadena hotelera Catalonia.

Codorníu ingresará 32,8 millones de euros por desprenderse del inmueble, 'poco operativo para albergar unas oficinas de elaboración de vinos y cavas y en el que era necesario una gran inversión para adecuarlo a las necesidades del grupo', según informó a través de un comunicado. Todavía no está decidido cuándo se producirá la mudanza ni cuál será el emplazamiento de la futura sede, aunque la centenaria empresa podría llevar las oficinas a sus instalaciones de Sant Sadurní.

La compañía dijo que la venta forma parte 'del plan estratégico de plantear la realización de aquellos activos no funcionales'. Un portavoz de Codorníu negó que se planteen desprenderse de ninguna de sus bodegas. La compañía está desarrollando un plan de crecimiento para los próximos años que se dará a conocer formalmente en su presentación de resultados, prevista para el próximo mes.

El nuevo establecimiento que plantea abrir hoteles Catalonia constará de 100 habitaciones.