Autopistas

Cintra paga 131 millones a Isolux para poder vender europistas a Sacyr

La libertad de Cintra vale 131 millones. Isolux ha estimado que la filial de Ferrovial debe pagarle esa cantidad a cambio de revocar el acuerdo por el que Cintra se comprometía a venderle el 27% que posee de Europistas.

A Isolux le sale rentable tirar la toalla en la puja por el 100% de Europistas. Desiste de su oferta, después de cinco meses compitiendo con Sacyr Vallehermoso por el control de la concesionaria 'ante la imposibilidad de gestionar la empresa futura' y ante las condiciones de compra de Sacyr, según estimaron ayer fuentes cercanas a Isolux.

La constructora no se rinde, sin embargo, con las manos vacías. Retira su oferta y revoca el acuerdo de venta firmado con Cintra por el cual la filial de Ferrovial se comprometía a venderle el 27,09% que posee de Europistas. Sin embargo, la libertad tiene un precio: 131 millones de 'plusvalías netas' para Isolux, que recibirá cuando Cintra cobre de Sacyr los 334 millones de euros que vale su participación. Al final, Cintra sólo recibirá de Sacyr 20 millones más de lo que le hubiera pagado la empresa de Luis Delso por deshacerse de los activos de Europistas.

Isolux, al fin y al cabo, ha 'optimizado su posición y los derechos derivados de la misma a través de la venta de los derechos que le otorgaban el acuerdo irrevocable con Cintra', aseguraron ayer fuentes cercanas a la constructora. La mejora de la opa de Sacyr en un 49%, hasta los 9,15 euros por acción, frente a los 5,13 euros que ofrecía Isolux, dejaba a la empresa de Luis Delso en una posición difícil.

Con un 27% de Europistas, Isolux quedaba en una posición muy minoritaria. El plan de Sacyr es fusionar el grupo de autopistas con su filial Itinere, lo que dejaría la participación de Delso en un escueto 4%.

Isolux, además, no podía comprar la parte de Cintra y venderla después en la opa de Sacyr y las cajas vascas por acabar ambas opas competidoras el mismo día. La constructora era además la única que podía revocar el acuerdo con Cintra.

El grupo de Luis del Rivero se asegura, con la aceptación de Cintra, el éxito de su opa. Estaba condicionada únicamente a la adquisición de un 27% del capital social de Europistas. Este porcentaje, sumado al del 32% que tienen en la concesionaria las cajas vascas, Caja Vital, BBK y Kutxa, que acuden con Sacyr a la opa, garantizan a los oferentes el control de la empresa.

El recurso sigue vigente

Isolux se rinde pero no del todo. Fuentes cercanas a la constructora confirmaron a este periódico que la firma de ingeniería mantiene el recurso contencioso administrativo presentado ante la Audiencia Nacional contra el acuerdo de la CNMV de aprobar la opa de Sacyr.

Isolux considera que la oferta presentada por Sacyr y sus condiciones no se ajustan a la normativa vigente y que 'puede causar perjuicios irreparables a los accionistas de Europistas'.

La constructora critica especialmente la valoración que Sacyr hace de Itinere, su filial concesionaria. Del Rivero, presidente de Sacyr, pretende fusionar esta empresa con Europistas si la opa saliera adelante.

Isolux asegura que la valoración de Itinere en 4.200 millones 'no está respaldada por expertos independientes'. Afirma que las estimaciones de los analistas sitúan el verdadero valor de la filial de Sacyr en unos 2.777 millones.

Según el folleto de la opa, Sacyr tiene previsto fusionar Europistas con su concesionaria Itinere antes del segundo semestre de 2007. El plazo de aceptación de la opa de Sacyr sobre Europistas finaliza el 21 de noviembre.

Planes para una nueva Itinere

Los planes de Sacyr para Europistas pasan por promover y aprobar antes de junio de 2007 la fusión de esta empresa con Itinere, su actual rama de concesiones, y mantener en Bolsa el grupo resultante.

Sacyr tendrá el control de la sociedad resultante, que contará un free float de 'al menos' unos 1.000 millones en los dos años siguientes a la liquidación de la opa, importe que equivaldrá al 20% de su capital social, con lo que se estima que su capitalización será de unos 5.000 millones.

La operación que Sacyr ha diseñado para Itinere y Europistas está en línea con las abordadas por otros de los principales grupos de construcción españoles con sus concesionarias. Crean una filial específica para este negocio y, en algunos casos, sale después a Bolsa.

Europistas es la concesionaria de la AP-1 entre Burgos y Armiñón y controla el 50% del capital social de la concesionaria de los túneles de Artxanda.

La sociedad cerró 2005 con un beneficio neto de 22,75 millones.