Posibilidad

Sebastián no descarta una caída de los tipos de interés para el año que viene

La presentación del informe sobre inmigración fue el pretexto que utilizó ayer Miguel Sebastián para despedirse de su cargo como responsable de la Oficina Económica de Presidencia antes de volcar su atención sobre la candidatura a la Alcaldía de Madrid. Fue un adiós y también una puesta de largo repleta de predicciones económicas, todas ellas buenas, que incluyeron también unos elogios sin precedentes a Pedro Solbes, 'el mejor vicepresidente económico de la historia de España'.

Sebastián consideró que el país está en condiciones de pegar un salto sin precedentes en renta per cápita que le pondría por delante de Italia e, incluso, de Alemania. El problema, confesó, es creérselo. Y él parece hacerlo a pie juntillas, primero por los efectos que seguirá teniendo el crecimiento de la inmigración y, en segundo lugar, por la creciente incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

El futuro, tal como lo ve el candidato del PSOE al Ayuntamiento madrileño, está lleno de noticias prometedoras. A saber: el IPC se reducirá hasta el 2% a principios del año que viene, aunque será necesario vigilar la inflación subyacente. Los precios de la vivienda seguirán descendiendo, hasta llegar 'pronto' a un crecimiento cero. Pese a ello, el sector de la construcción estará 'en buena forma para muchos años'. Además, el año que viene, 'podremos ver bajadas de los tipos de interés'. El todavía jefe de la Oficina Económica es, incluso, más optimista que el INE. El crecimiento en el tercer trimestre del año rondará el 3,9% y el año acabará en el entorno del 4%. ¿Quien da más?

Sebastián asegura que deja su actual responsabilidad con el convencimiento de que ha formado parte de un Gobierno nada intervencionista, sobre todo si se compara con los que tuvo el PP. Lo demuestra, mantiene, el devenir de las opas que han agitado el sector energético y la continuidad de la mayoría de los presidentes de las empresas cotizadas. Aquí también mostró sus estadísticas.