CincoSentidos

British Airways lanza su nueva Clase Business

Reta a la competencia con una nueva cama multimodular que se abre en forma de 'z' y ahorro de tiempo de facturación y embarque

La guerra del sueño ha estallado en el cielo. British Airways lanza un reto a la competencia con su nueva cama de Clase Business, un somnífero de superlujo en el que la aerolínea británica ha invertido 100 millones de libras (150 millones de euros aproximadamente). 'Hemos dado una vuelta más a nuestra oferta, mejorando la clase y el entorno', señaló a Cinco Días Jordi Porcel, director general comercial para España y Portugal de BA. 'La nueva cama representa un paso decisivo, con más privacidad y flexibilidad para el pasajero'. En 1996, British Airways fue la primera compañía comercial que introdujo el concepto de 'cama plana' en Clase Business. Cuatro años más tarde, el servicio recibió su primera modificación gracias a la diseñadora Kelly Hoppen, como parte de una inversión de 20 millones de libras (30 millones de euros) en la reestructuración de la compañía.

La campaña para dar a concocer la nueva cama multi-modular fue lanzada ayer en Londres por Willie Wash, consejero delegado de la compañía. 'Es una cama más ancha, mas cómoda y, sobre todo, que permite al pasajero dar la vuelta mientras duerme, un factor muy importante para pasar una noche de reposo y tranquilidad', dijo Walsh.

La nueva versión confirma nuestro liderazgo en el mercado'. BA prevé tener el nuevo servicio instalado, que supone un total de 5.000 camas, en los 100 aparatos que componen su flota de Boeing 747 y 777 en un plazo de 18 meses.

La anchura de la cama, diseñada por la casa londinense Tangerine, se ha ampliado en un 25% y puede ser extendida ergonómicamente en forma de 'Z', lo que permite al cuerpo relajarse en una postura similar a la flotante de la gravedad cero. 'Es una postura ideal para relajarse, leer or ver una película', dijo Walsh.

BA contrató a la agencia de diseño y publicidad Winkreative para el desarrollo de la campaña de relanzamiento y la nueva filosofía de la Clase Business de la aerolínea. El resultado, según afirmó Walsh, es un producto 'elegante y netamente británico'. La cabina individual combina la modernidad con la eficacia, de tonos grises, azul marino y azul claro.

La casa británica Davis Associates actuó como asesor en el desarrollo del aspecto del confort, sobre todo en la relación de las diferentes posturas del asiento-cama con la pantalla de televisión. Los tabiques divisores entre asientos pueden subirse individualmente para asegurar la independencia total del pasajero. Su fabricación es de un plástico acristalado llamado Lumisty, que blinda al pasajero de la cabina contigua y que, sin embargo, permite la transparencia a una azafata.

La cama, en realidad, forma parte de una cabina individual para el pasajero de alto vuelo. La nueva Clase Business dispone de un sistema de cine digital con hasta 100 películas y programas de televisión, además de una pantalla de 10 pulgadas para videojuegos y un cajón diseñado para guardar el ordenador portátil.

También habrá una 'cocina de 24 horas' con una variedad de platos precocinados y bebidas a todas horas.

'Nuestra Clase Business es el segmento más rentable del negocio y estamos modificando los interiores de nuestra flota con el objetivo de ampliar la capacidad de esta clase en un 8%', dijo Walsh. 'Ofrecemos a los pasajeros lo que ellos nos piden, es decir un entorno cómodo, flexible y privado, atendiendo a todas sus necesidades'. La Clase Business representa en la actualidad el 20% de la capacidad de BA.

Pijamas, zapatillas y prioridad al equipaje

Posiblemente el detalle más importante de la nueva Clase Business de British Airways no sea sólo la incorporación de camas de gran lujo, sino el compromiso de una agilización de la facturación y el embarque para los pasajeros de clase preferente que utilizan los aeropuertos de Gatwick y Heathrow, además de una promesa de dar una verdadera prioridad a su equipaje. BA pondrá al alcance de sus pasajeros de Clase Business una nueva sala VIP en la Terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow cuya inauguración está prevista para 2008. Con esta medida se espera aliviar el estrés que reina en los dos principales aeropuertos londinenses, donde los retrasos de una hora o más llegan a ser la norma más que la excepción. También se les entregarán pijamas y zapatillas.