Resultados

La SEPI registra pérdidas de 10,5 millones lastrada por Izar, Hunosa y Navantia

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) registró pérdidas de 10,5 millones de euros en su grupo consolidado en los nueve primeros meses del año, frente al beneficio de 607,4 millones en el mismo periodo del año pasado. Según ha informado hoy la compañía, esta evolución se debe a las pérdidas acumuladas por Izar (actualmente en liquidación), Hunosa y Navantia, que no han podido ser compensadas por los resultados positivos del resto de las empresas del grupo.

En los nueve primeros meses del año pasado se contabilizaron las desinversiones del 8,5% de Red Eléctrica de España (REE), del 5,06% de Aldeasa y del 2,08% de Altadis.

Los ingresos de explotación se incrementaron en un 23% en estos primeros nueve meses, alcanzando los 2.024,4 millones de euros, mientras que los gastos de explotación aumentaron un 17%, hasta los 2.245,5 millones.

El resultado individual de SEPI como sociedad holding fue negativo en 111,3 millones, como consecuencia de las pérdidas ocasionadas por la cartera de valores, que superaron de forma significativa los ingresos financieros y los dividendos cobrados.

Los gastos de personal se incrementaron un 3% y representan ya un 36% del total. Las contrataciones más relevantes fueron las realizadas por Navantia (3.101 millones), seguidas por las de Tragsa (888 millones, Ensa (78 millones) y ENUSA (41 millones).

En cuanto a la cartera de pedidos, destacan las de Navantia(5.955 millones), Tragsa (1.176 millones), ENUSA (1.066 millones) y Ensa (136 millones).