Nuevo producto

El primer 'hedge fund' español es de BBVA y es solidario

El primer hedge fund español es solidario. Y de BBVA. La CNMV autorizó ayer la comercialización del producto, llamado BBVA Codespa, que invertirá en activos ligados a la emisión de microcréditos, principalmente en América Latina.

BBVA ha sido doblemente pionera. La entidad registró ayer en la CNMV el primer hedge fund español que, además, invertirá en activos ligados a los microcréditos, con el objetivo de contribuir a la financiación de proyectos empresariales de personas con pocos recursos en América Latina. Se trata de un producto de gestión directa, es decir, no de un fondo ligado a otros fondos y correrá a cargo de BBVA Gestión.

Invertirá en activos no cotizados. Bien en instrumentos de deuda emitidos por Instituciones Microfinancieras -sin descartar tomas de participación en el capital-, en bonos emitidos por entidades que financien a estas instituciones, o en emisiones de deuda de organismos internacionales, según el folleto del fondo.

'El objetivo principal del fondo es contribuir al desarrollo de la industria de la microfinanciaicón y a la mejora de las condiciones de vida de los microempresarios en países en vías de desarrollo', explica el folleto del fondo. El banco contará con la colaboración de Codespa, una ONG que elaborará informes acerca del impacto social de las inversiones realizadas por el fondo en las instituciones microfinancieras, informes que se remitirá a su vez al partícipe. Los particulares, con todo, no podrán adquirir este producto financiero a menos que dispongan de 50.000 euros. Al ser un fondo de inversión directa y no un fondo de fondos, sólo se puede comercializar a inversores cualificados e institucionales: otros fondos de inversión, planes de pensiones, mesas de tesorería, banca privada y similares. El producto se presentará, previsiblemente, el próximo viernes.

BBVA 5,69 0,44%

Al menos la mitad de las inversiones se destinarán a América Latina. En la mayor parte de los casos los emisores de la deuda serán ONG o fundaciones dedicadas al microcrédito no pertenecientes a grandes grupos empresariales. El fondo realizará una labor previa de estudio de las entidades. El límite máximo de inversión en una sola institución será del 10%. El propio BBVA tomará una participación inicial en el fondo.

Pendientes de los fondos de fondos

Además del registro del primer fondo de inversión libre, el mercado está pendiente del primer fondo de hedge funds. La diferencia fundamental, además de la estructura del producto, es que los fondos de hedge funds sí pueden comercializarse entre inversores particulares, mientras los fondos de inversión libre de gestión directa están reservados a ahorradores capaces de desembolsar 50.000 euros de una vez. El vicepresidente de la CNMV, Carlos Arenillas, adelantó anteayer en unas jornadas que los primeros fondos de inversión libres estarían autorizados 'en cuestión de días', y que entre los primeros productos autorizados se encontrarían tanto hedge funds de gestión directa como fondos de fondos.