Mutua

Pelayo fortalece su marca con la integración de Munat

La mutua Pelayo integrará los negocios de Munat, donde cuenta con un 99,6% de las acciones tras su adquisición a la mutua francesa de seguros La Mondiale. La operación, que se realizará a través de la cesión de la cartera de la filial y será efectiva el próximo verano con la conversión de los clientes de Munat en mutualistas, permitirá a Pelayo saltar de la cuarta a la segunda plaza en el ránking de mutuas en España.

El objetivo de este cambio es, en primer lugar, conseguir el fortalecimiento de la marca Pelayo. Pero también lograr la especialización de la entidad por canales de distribución, con una mejora del modelo de gestión y el incremento de la actividad en el segmento de bancaseguros.

'Estamos en un proceso de cambiar todas las estructuras y tecnología', explicó ayer José Boada Bravo, presidente de Pelayo. Boada se mostró convencido de que la entidad va a ser capaz de ser capaces de 'mantener su independencia' durante los próximos años.

La integración de Munat aportará al grupo 272.000 pólizas, con lo que su cartera alcanzará este año los 1,03 millones.

En beneficio, la filial cerrará el año con 6 millones de euros, que se sumarán a los 29,3 millones que prevé obtener Pelayo.

La compañía acaba de diseñar un plan estratégico trianual, que culminará en 2008. Su propósito es lograr una facturación de 808 millones de euros, frente a los 550 millones de este ejercicio.

Un crecimiento que, según Boada, se llevará a cabo tanto de manera orgánica como mediante nuevas adquisiciones. El 84% del volumen de facturación procederá del crecimiento orgánico (677 millones de euros) y los 132 millones restantes de compras.

De momento, en los nueve primeros meses del año Pelayo registró un incremento de su facturación del 14,4%, hasta los 417 millones. Este porcentaje triplica el ritmo mantenido por la media del sector, del 4,5%.

De esta cifra, 339 millones correspondieron al negocio en autos, que experimentó una subida del 6,4%.