Resultados trimestrales

El beneficio de Altadis cae un 19,9% hasta septiembre

La tabacalera Altadis ha visto descender su beneficio un 19,9% en los nueve primeros meses del año, hasta 339,1 millones de euros. La principal causa del retroceso del resultado es la caída de las ventas en España, que en cigarrillos rubios descendieron un 39,7%.

Altadis sigue arrastrando las consecuencias de la subida de impuestos en España y de la puesta en marcha de la ley del tabaco. Durante los nueve primeros meses del año, el beneficio de la tabacalera ha descendido un 19,9%, hasta 339,1 millones de euros, frente a los 423,3 que alcanzó hace un año. En cuanto a las ventas económicas, el descenso ha sido del 3,3%, hasta 2.940,7 millones, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo un 4,8% hasta 865 millones.

En estos nueve meses, la compañía hispano-gala ha vendido 86.000 millones de cigarrillos, lo que representa una caída del 13%, que no sólo se debe al mercado español, sino también a la baja actividad en Rusia y al menor volumen de cigarrillos negros, que ha descendido un 29,9%.

En España, las ventas de cigarrillos rubios se han reducido un 39,7%, desde 312 millones de euros alcanzados hasta septiembre de 2005 a los 188 millones obtenidos este año. La compañía asegura que pese a las subidas de impuestos realizadas a principios de 2006, el precio medio de las principales marcas de cigarrillos 'ha vuelto a niveles de mediados de 2005', lo que ha provocado un fuerte recorte de los márgenes de las tabacaleras.

Según señaló el director financiero de Altadis, Pierre-André Terisse, en una presentación a analistas, la compañía prevé una subida del impuesto mínimo sobre el tabaco en un futuro próximo, lo que provocaría una subida de los precios de las enseñas más baratas. Un segmento que, según Altadis, ha recortado su cuota de mercado desde el 30% de finales de enero de 2006 hasta el 13% alcanzado en septiembre.

Para hacer frente a la caída de resultados, la tabacalera puso en marcha un plan de recorte de gastos para conseguir unos ahorros de 215 millones en tres años. Además, inició un programa de venta de activos no estratégicos, que hasta septiembre alcanzó los 197 millones de euros y que para finales de 2006 ascenderá a 300 millones.

La compañía reconoce que 2006 ha sido 'sin duda un año difícil', aunque espera obtener un crecimiento de sus ventas de 'al menos el 3%'. Una previsión en la que no se incluye la negativa evolución del mercado español.