CincoSentidos

El juguete educativo tienta más que el videojuego

Los padres y adultos que compran juguetes para los niños prefieren aquellos que tienen un componente educativo frente a otros como videojuegos no educativos o muñecas. Es la primera vez que los juguetes educativos desplazan a los videojuegos en intención de compra cuando se acerca la campaña de Navidad. Así, por lo menos, se desprende de una encuesta realizada por la filial española de Toys R Us el pasado mes de octubre entre 1.400 adultos, y que fue presentada ayer por el primer ejecutivo de la compañía, Antonio Urcelay.

Los puzzles, juguetes de preescolar y juegos de habilidades se sitúan en el primer lugar del ranking de preferencias de los adultos (con un 27%), seguidos por los videojuegos y las muñecas que cuentan con el 21% en ambos casos. Siguen otro tipo de productos como los relacionados con las manualidades, la construcción, peluches y figuras de acción o playmobil.

Resulta curioso que el 45% de los adultos confiesen ser ellos quienes eligen los productos, un porcentaje superior al de quienes toman la decisión de forma compartida con los niños (el 27%). En el 15% de los casos se trata de una elección del menor.

Una de las características más peculiares del mercado español es la fuerte presencia de las muñecas. 'Las inclinación de las niñas hacia las muñecas es muy superior a la media europea y el doble que las alemanas', puntualizó Urcelay. También recalca que en el caso de los niños hay una clara tendencia hacia los videojuegos y juguetes electrónicos a partir de los 10 años. Esto provoca una falta de desarrollo de la creatividad en los menores, que se agudiza más en el caso de los niños que de las niñas por la 'escapatoria' que estas tienen al jugar con las muñecas.

Al ser encuestados sobre su intención de gasto en juguetes para estas Navidades, los adultos estiman que emplearán unos 74 euros por niño. Sin embargo, la realidad demuestra que las previsiones se superan siempre. De hecho, el año pasado se gastaron una media de 125 euros por niño y para esta temporada se prevé que se eleve a 140 euros, comentó Urcelay.

Esto se debe, en parte, a la compra por impulso y al influjo de la publicidad que, además, es marcadamente sexista, como denuncia Maite Romero, psicóloga de la Asociación Internacional de la Investigación del Juguete.

Ello se agrava porque la mayoría de los niños elige sus juguetes en función de los anuncios que ve en televisión. Según Romero, los adultos deben fomentar el criterio de selección en los niños y comprar los juguetes en función de la edad del menor y no de sus propios gustos.

Toys R Us estrena su cadena para bebés

La filial española de Toys R Us inaugura esta el próximo día 11 en la localidad madrileña de Alcobendas su primera tienda europea de Babys R Us, una cadena de productos para el bebé que abarca desde ropa y complementos a cunas, carritos, objetos de seguridad y artículos de decoración. Si la experiencia piloto resulta positiva, como se espera, se repetirá en otros países como Francia y Alemania. Para el mercado español se prevé la apertura de 20 establecimientos hasta 2010.

Además, la filial continuará con su plan de expansión para las tiendas de juguetes, de las que prevé abrir tres en 2007. Esto requerirá una inversión de 35 millones de euros, a los que se añaden 10 para mejoras logísticas y otros dos en reformas. El total suma 47 millones.